Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Vista de lince 157

No hay derecho
 

 
 
 
Cómo será posible que en un diario tan importante dé cabida a una tontería sin analizarla siquiiera, es decir, le comieron cuento a un tarotista que dijo lo que primero se le ocurrió. Al determinar la fecha como 12-12-12, tiene dos interpretaciones: Una es año 2012, mes de diciembre, duodécimo día, esta es la secuencia recomendada por Icontec y la que yo uso, la otra es duodécimo día de diciembre de 2012, la que usa la mayoría de la gente. Las secuencias reales son 2012/12/12, para la primera y 12/12/2012, Para la segunda. Para no estar repitiendo «primera» ni «segunda», trabajaré con la que siempre he usado: año-mes-día y usaré guiiones en vez de barras inclinadas. Por ejemplo, yo nací el 46-04-20 recuérdenlo para las felicitaciones el 13-04-20. La forma abreviada nos permite usar los dos últimas cifras del año por lo que el 12 de diciembre de 1912 también fue 12-12-12, hace sólo cien años, no mil.  El 12 de diciembre de 2112 también será 12-12-12, dentro de sólo cien años, no mil. No creo que un 12-12-12, el de hoy por ejemplo,  sea de más o menos suerte que un 04-04-04 cualquiera que sea el que haya ocurrido o el que ocurrirá. Aunque no salió en mi recorte había otra bobada que decía que hoy es bueno o malo porque 12-12-12 suma nueve y nueve son los días que faltan para el 21 (¿!). ¿Por lo menos estamos bien en las cuatro operaciones fuindamentales ¡Qué adelanto!
 
En el recorrido que hago los viernes acompañando al párroco de Nuestra Señora de las Lomas para la repartición de la comunión de los enfermos hay una señora de 106 años, por lo que el de hoy es su segundo 12-12-12 en este mundo. La señora está en sus cabales y es posible que recuerde el primero cuando tenía seis años. Pueden entrevistarla para saber si fue bueno o malo. Como tambien faltaban nueve días para el 12-12-21, podrá decirnos si se acabó el mundo o no. Los llevo con mucho gusto.
 
Qué desastre de publicidad
 
 
 
Tomada ayer en el metro
 
La puntuación, una tilde y dos mayúsculas se tiraron en la batica de cuadros.
 
Hay tres personajes principales en esta frase: el dueño de la publicidad, el ideólogo de la frase y el redactor. Pueden ser uno solo, dos, o tres. Ellos son culpables del desastre. Además de ellos, está mi eterna pregunta: ¿Por cuantos escritorios con diploma pasó esa publicidad antes de ver la luz del día?
 
El dueño quería transmitir la idea de que aquel que en culquier escenario de la vida sancionara la violencia contra la mujer, obra con rectitud.
 
Eso se consigue, sin quitar los términos del diseñador, con esta frase: «En la casa, en la calle, en el trabajo en la escuela..., quien sanciona la violencia contra las mujeres ¡juega limpio!».
 
Lo otro: si juega limpio ¿por qué el árbitra saca tarjeta roja? El árbitra está recargada.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

A mi modo de ver, la confusión está en los signficados casi opuestos de "sancionar" (de la RAE: sancionar.
1. tr. Dar fuerza de ley a una disposición.
2. tr. Autorizar o aprobar cualquier acto, uso o costumbre.
3. tr. Aplicar una sanción o castigo.)
Yo lo interpreté como primero una pregunta: "¿Quién aprueba la violencia contra las mujeres?" Y al identificarse, la respuesta a tales personas es "¡Juega limpio!" ¿Cree Ud. que así se pueda interpretar?

Abel Méndez dijo...

Señor anónimo: En cuentro pesada la interpretación que usted le da, en forma de diálogo, a la frase de la publicidad en el metro. Además para que sea válida se necesetarían las rayas del diálogo:

—En la casa...

—¡Juega limpio!

Además las dos oraciones del diálogo las estaría diciendo la misma persona, la que saca la tarjeta roja: el árbitra.

Yo prefiero el verbo «desaprobar» en lucar de «sancionar», pero como advertí que dejaría la frase tal cual, sólo cambié tildes y mayúsculas.

Anónimo dijo...

¿cavida?

Abel Méndez dijo...

Un lapsus digitorum ya corregido