Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

martes, 18 de septiembre de 2018

Vista de lince 199


Nombres propios en minúscula

Cuando se usa un nombre propio para darle las características del dueño de ese nombre a otra persona se debe usar la minúscula, como en este caso, pero no se necesitan las comillas. Así: Cace pinochos de las elecciones

La palabra «mismo»

La palabra «mismo» no es un pronombre como muchos creen. Ese uso debe ser reemplazado por un pronombre: «... ahora quiere distanciarse de él».

La preposición «a»

Aqui la preposición «a» debe reemplazarse por la preposición «en»:
«¿Cuál será el repunte de los negocios verdes en 2030?»

Acrónimos y mayúsculas


Hay dos clases de acrónimos que tienen que ver con los ministerios. Veamos Los nombres de los ministerios van con mayúscula. El Ministerio de Hacienda, por ejemplo, hace su acrónimo con mayúscula inicial mas no con mayúscula intermedia: Minhacienda. Como los nombres de los cargos van con minúscula, el ministro de Hacienda hace si acrónimo con minuscula inicial sin mayúscula intermedia: el minhacienda,

Los acrónimos en español son palabras y las palabras en español sólo tienen una mayúscula a menos que se esté escribiendo en mayúscula sostenida.

Dos notas para un nombre propio

No encuentro razón para que una empresa de buses tenga que llamarse en inglés, siendo tan bello nuestro idioma español: Grupo Bellense.

Ya veo que los bellenses me están mirando feo pues ellos creen que su gentilicio es bellanita, sería bueno que buscaran en la historia su gentilicio como el que arríba dije, Otras ciudades como Yarumal y Mnaizalez ya salieron de ese embeleco. La terminación -ita es para pueblos asiáticos históricos y para ordenes religiosas. 

Dos palabras compuestas

Las especializaciones medicoquirúrgicas y la medicina maternofetal se escriben como estoy mostrando

lunes, 17 de septiembre de 2018

Gazapera 180903


Gazapera     Sófocles

Tres en uno

«En el bello Municipio de La Calera, en el departamento de Cundinamarca, se llevará a cabó la consulta de revocatoria del mandato de su Alcaldesa…». El Espectador.

La Calera, Cundinamarca
1. La palabra «municipio» tiene dos usos el primero es el territorio que lo conforma, se usa la minúscula el otro es la persona jurídica que aprueba acuerdos, maneja el tesoro público que recauda impuestos, compra y vende bienes de toda clase. Esta va con mayúscula. En el caso nos ocupa se refiere al territorio: «… el bello municipio de La Calera. 2. En a expresión «Llevar a cabo» no hay tilde en ninguna palabra. Es un error de dedo. 3. La palabra «alcaldesa» no va con mayúscula, las mayúsculas de los cargos y de las profesiones fueron eliminadas en la Ortografía de 2010.

De la academia

«… para profundizar en temas puntuales del curso, con su nuevo Director y Co-director de Curso. Motivo por el cual se recuerda a todos los Padres y/o acudientes del Colegio, su pertinente y puntual asistencia».

Las instituciones educativas que cometen errores graves en la redacción, no la deben dejar al piloso del computador, sino al mejor profe de Español, al que conozca la Ortografía de 2010. Veamos: Los cargos no van con mayúsculas «Con su nuevo director y codirector» y el prefijo «co-» va unido a la palabra que modifica: «codirector». No veo la necesidad de mayúscula en la palabra padre. La conjunción copudisyuntiva «y/o» no cabe en este caso «recuerda a todos los padres y acudientes».

Otra tanda

«Ya se denunció el otorgamiento a dedo de un contrato por $951 millones al hermano del Ex Senador Hernán Andrade, quien simboliza todo contra lo que muchos votaron en la pasada Consulta Anti-Corrupción». El Espectador.

Dos veces en este párrafo utilización errónea de los prefijos y de las mayúsculas. Primero, juntemos los prefijos uno con minúscula y otro con mayúscula así: «exsenador» con minúscula pues el cargo de senador no va con mayúscula y «Anticorrupción» que si va con mayúscula por ser el nombre propio de la consulta.

gazapera@gmail.com

Taller del idioma 180831


Taller del idioma por Abel Méndez

DOS EN UNO 1. «Por: *Manuel Carmona Curtido* *Prohibir un libro, cualquier libro, […] cualquier país.*». Varios medios.

Dos en uno
1. La preposición «por» no va seguida de los dos puntos cuando se va a iniciar algún escrito de persona identificada. Lo correcto es: «Por Manuel Carmona Curtido». 2. Al parecer, el autor está usando el asterísco para delimitar la negrilla, como se hace en guasap donde es sólo un recurso para que aparezca la diferencia de letra, pero no aparecen los asteriscos en el texto. Cuando alguien inventa un error los seguidores se dejan ver inmediatamente. En el primer caso no van las comillas y no necesita negrilla y en el segundo caso se pueden usar las comillas, mas no los asteriscos.

DOS EN UNO 2. «250 emprendedores de Risaralda y de otras regiones como Antioquia, Chocó, Quindío, Caldas y Cundinamarca y un completo equipo humano de la Cámara de Comercio y El Diario, le acaban de entregar a Pereira el mejor regalo de cumpleaños: Expocamello y ExpoU…». Cámara de Comercio y El Diario.

1. Hay una norma de estilo, según la cual no se debe iniciar párrafo con cifras. Son dos las formas de evitar ese mal: Iniciar la cantidad con letras: «Doscientos cincuenta emprendedores…» o cambiar la redacción: «Fueron 250 emprendedores…». 2. El acrónimo «Expocamello» sigue sin ser dañado por normas piratas traídas de otros lares. No han faltado mis aplausos, pero «ExpoU» o «Expo U» sí vienen contaminadas lo cual hace que Pereira pierda esa categoría campeona de acrónimos que yo le daba en esta columna. ¡Qué tristeza! «Expoú» es el acrónimo aconsejado pues «ExpoU» es una palabra con dos mayúsculas, inexistente en nuestro idioma y la falta de tilde es otro error. «Expo U» tampoco es norma que corrija la anterior.

DOS EN UNO 3. «1.500 empleados, 80 millones de usuarios, 50 idiomas, $US 23 mil millones en Bolsa… Estas cifras hablan por sí solas…». El Diario.

El mal se multiplica. «Mil quinientos empleados…» o «Una planta de 1.500 empleados…». 2. La palabra «cifra» sólo significa cantidad cuando se refiere a dinero: «Estos datos hablan por sí solos».

taller95@yahoo.es

martes, 11 de septiembre de 2018

Vista de lince 198


Esperar por

«Esperar por» es un anglicismo fastidioso: «To wait for», Lo correcto Coltejer espera una recuperación en este 2018.

Una buena y una mala
La buena: el acrónimo no tiene una mayúscula intermedia. La mala: que como quien dijo esa frase fue el ministro, los cargos son con minúscula. Así: Apretaremos los tornillos sueltos (dijo) minhacienda,


Este llamado no tiene por qué ir entre comillas. Además, si las comillas fueran correctas, las de cierre deberían ir de antes del punto.

Calixto 16

Comillas innecesarias


 1.° los nombres de los cargos van con minúscula. Los más difíciles de meter en esta fueron el del papa y los de los reyes de España. 2.° Hay tres métodos para introducir en un texto palabras de una persona distinta al autor: a), Se ponen las palabras ajenas entre comillas. b). Se escribe el párrafo ajeno en bastardilla. c). se escribe el párrafo ajeno con una margen desplazada a la derecha cinco caracteres. No se usan dos ni los tres al mismo tiempo.  

Comillas dobles o bastardilla 


Parecido al anterior son dos las formas para escribir el título de una obra. 1.° Se pone el título de la obra entre comillas dobles no sencillas. 2.° Se pone el título de la obra en bastardilla y si el tpitulo de la obra está en otro idioma prevalece la bastardilla. Exhortación apostólica del papa Francisco, Gaudete et exultate.  

Gazapera 180827


Gazapera   Sófocles

El hobby 

«Tu hobby merece su propio espacio». Comercial para la venta de apartamentos.

... y muchos más
Con toda la sinceridad del caso, díganme, por favor, si es más fácil vender un apartamento donde el cliente pueda practicar su hobby o uno donde pueda practicar su afición o pasatiempo. El Diccionario nos presenta la tal palabreja en bastardilla, como quien dice: «úsenla pues, qué le vamos a hacer». La Real Academia Española nos está llenando el Diccionario de palabras en bastardilla como diciéndonos que para tales palabras no hay equivalente en nuestro bello idioma, pero no es así. Mi programa de escritura favorito me entrega cinco sinónimos de la palabra «pasatiempo» y cualquiera puede servir para vender, sin rebaja, los mencionados apartamentos.

Interminable.

«Sumapaz, por su parte, es una de las que está a la espera de que le aprueben su plan».

Este gazapo sale todos los días en algún medio y por más que los correctores nos esforcemos para enseñar el error no hay cómo erradicarlo. Son varias las zonas que están (plural) a la espera de que les aprueben (plural) sus planes (plural), Sumapaz es una (singular) de ellas. De tal manera que la oración redactada por el autor quedaría: «Sumapaz, por su parte, es una de las que están a la espera de que les aprueben sus planes».

De las academias

«Ricardo le pone techo a las casas, pero no a sus sueños».

Mientras me daba un recorrido por las academias no pude rechazar este gazapo idéntico al ya explicado. «Ricardo les pone techo a las casas, pero no a sus sueños».

Superintendencia de Sociedades

Mientras preparaba esta Gazapera de hoy me encontré con una página web de una entidad gubernamental que se identifica como SuperSociedades (Superintendencia de Sociedades), dependencia del MINCIT (Ministerio de Comercio, industria y Turismo). Al aplicarles la norma de que los acrónimos son palabras y las palabras en español sólo tienen una mayúscula nos quedan como Supersociedades y Mincit.

gazapera@gmail.com

Taller del idioma 180824


Taller del idioma por Abel Méndez

NOMBRE CIENTÍFICO. «Para Jan Gehl el homo sapiens ante todo ha sido un hombre caminante». El Diario.

Los nombres científicos de las especies vivas en nuestro planeta constan de dos palabras en latín: la primera corresponde al género y la segunda a la especie. La primera va con mayúscula inicial y la segunda, con minúscula. Se escriben en bastardilla por encontrarse en idioma diferente al español. De ahí que nuestra denominación científica es Homo sapiens cuyo significado es ‘hombre sabio’, aunque haya muchos que no se lo merecen.

LA ELEGANCIA. «Pereira está en los puestos intermedios en lo referente a la percepción ciudadana, la cual se midió en 13 ciudades del país». El Diario.

Muchas veces he dicho que una norma de elegancia de la Real Academia Española dice que los números que se enuncian en una sola palabra se escriban con letras. No es error no hacerlo, pero el escrito es más elegante: «… se midió en trece ciudades».

LA TILDE. «Conocer como perciben los ciudadanos temas de calidad de vida, por ejemplo, la seguridad…». Sociedad en movimiento.

Ese adverbio interrogativo «cómo» lleva tilde diacrítica, aunque no se vean por parte alguna los signos de interrogación.

Espectro político
PALABRA INEXISTENTE «Colombia fortalece el centro del expectro político…» El Diario.

La palabra «expectro» no aparece en el Diccionario. Se quiso usar «espectro».

OTRA. «Poco a poco iremos analizando los avances portentosos alcanzados por la sociedad Post-Industrial» El Diario.

Los prefijos no van unidos por un guion a la palabra que reforman, sino formando una palabra completa: «postindustrial». No se ve la necesidad de usar mayúscula.

RECORRIDO POR LAS AULAS. «… invita a la comunidad en general a la conferencia "La Corrupción en el Poder y el Poder de la Corrupción en Colombia"».

Los nombres de las conferencias no van entre las obras de creación, por lo cual están presentes las mayúsculas de las palabras significativas, en las obras de creación no se usan esas mayúsculas y las comillas sirven para delimitar el nombre propio. Esa delimitación sobra cuando las mayúsculas de las palabras significativas están presentes.

taller95@yahoo.es

viernes, 7 de septiembre de 2018

Vista de lince 197

Dar papaya 
Dar papaya es una locución verbal que está en el diccionario con el significado de 'dar ventaja', por estar en el Diccionario no se necesitan las comillas. La segunda persona singular de imperativo del verbo dar lleva tilde diacrpitica: «no dé papaya». 

Acrónimo, numeral, significado
1.° Expo es un prefijo para formar acrónimos que estan en una feria. Aquí sería Expoagrofuturo.
2.° y 3.° No es «doceava» sino «duodécima» y no es «versión»  sino «edición».

La cifrea
No se empieza título con cifras sino con letras: «Seis iniciativas...».

La preposición
No es «... a junio», sino «... en junio».

Las comillas
¿Cuando leerán la Ortografía de 2010 y se convencerán que los apodos ya no tienen comillas, excepto el apodo que se se pone entre el nombre de pila y el apellido?

Las canas
¿Qué se hicieron las canas del presidente?

La hamaca
Yo pensé que el compañero de Calvi no sabía que eso es un columpio y no una hamaca, Aun así buesqué en el Diccionario y me enteré que en Argentina, en Costa Rica, enCuba y en Uruguay le dice «hamaca» al «columpio». ¿De dónde será el matoncito ese?

Vista de lince 196

El lince



Gazapera 180820


Gazapera      Sófocles

Aplaudible

«… aunque es aplaudible que el presidente Duque pretenda gobernar sin espejo retrovisor…» Vanguardia.

«La etimología del término plausible nos lleva al latín plausibilis, un adjetivo que procede del verbo plaudere (que puede traducirse como “aplaudir”). Por eso, la primera acepción del concepto que reconoce la Real Academia Española refiere a aquello que merece recibir un aplauso».

De vez en cuando me consultan y me envían también la respuesta, como lo hace mi amiga Isabela del municipio de Piedecuesta en este caso. Sin embargo, mientras la copiaba pude observar que Word no me señalaba como inexistente la palabra «aplaudible». Deduje que aquella norma según la cual las palabras compuestas no necesitan estar en el Diccionario para ser válidas, basta que estén sus partes; «aplaudir» y «-ble» fuera conocida por el famoso programa.

El plural


«El Gobierno de Santos es uno de los que no ha reconocido la elección presidencial del pasado 20 de mayo, en la que Maduro fue reelegido como presidente…» EFE

Este gazapo, que sale casi todos los días en nuestros diarios, parece tocar a la agencia Efe: Varios gobiernos no han «en plural» reconocido el de Nicolás Maduro; el de Santos es uno de ellos.


Pa

«Vamos Colombia, pa’ delante, sí se pudo».

Dos gazapillos en esta frase de victoria dicha por nuestro presidente en su discurso de posesión; varios medios transcribieron con los dos errores, lo que hace pensar que estaban en el escrito. El primero es la falta de la coma del vocativo en «Vamos, Colombia, pa delante, sí se pudo»; el segundo es el apostrofo que le ponen a la apócope pa. En nuestro idioma son muchas las apócopes y sólo a «pa» le ponen apóstrofo. Aprovecho para decirles que esa palabra no es paisa, como mucha gente cree: en la primera página de la novela La regenta del autor español Leopoldo Alas, Clarín, nóvela de los últimos años del siglo XIX, se encuentra esta frase dicha por un monaguillo de la catedral de Oviedo: «… ¿No ves cómo al andar le salen pa tras y pa lante?».


gazapera@gmail.com

Talller del idioma 180817


Taller del idioma por Abel Méndez

LA CONTRADICCIÓN «Conozco miembros de ambos bandos y está bien pertenecer a cualquiera de los dos». La Tarde.

Si el autor que conoce miembros de ambos bandos se entiende que esos conocidos van a las reuniones de ambos bandos; si él hubiera dicho que conoce miembros de uno y otro bando sería claro que sus conocidos pertenecen a un solo bando.

EL GUION BAJO. «Las críticas y contracríticas sobre los discursos emitidos en la posesión de Duque ocultan de manera bulliciosa un fenómeno muchísimo más de fondo que solo algunos agudos analistas políticos_ como Álvaro Foreto Tascón en El Espectador_, empiezan a descifrar…». El Diario.

El guion bajo es uno de esos signos a los que la Ortografía 2010 sólo les da unos pocos usos; en este caso, sólo dos, y ninguno es el presente. Remito a los lectores a la página 424 de la obra citada. Allí se podrá ver que la apertura del guion bajo no es a la derecha de la palabra anterior al inicio de la leyenda encerrada en los guiones bajos, sino a la izquierda de ella. Pero, como ya dije, en este caso no se trata del guion bajo sino del guion común que se usa para encerrar, una explicación que no afecta el, escrito: «… agudos analistas políticos —como Álvaro Forero Tascón en El Espectador— empiezan a descifrar…». Allí se corrigieron otras dos fallas de menor cuantía: «Forero» en vez de «Foreto» y la bastardilla de El Espectador. Una falla de protocolo consiste en que Duque no es un cualquiera que pasa por nuestra acera, sino el presidente de Colombia: «… en la posesión del presidente Duque…».

LA MAYÚSCULA. «Lote de El Pílamo podría pasar nuevamente al departamento». El Diario.

Cuando la palabra «Departamento» y demás similares que determinan entes jurídicos con capacidad de poseer bienes, se hace necesaria la mayúscula: «… pasar nuevamente al Departamento».

RECORRIDO POR LAS AULAS. «En el proceso los colegios clasifican en una categoría, que va desde D10 (la menos alta) hasta D01 (la más alta).

Cuando hay nombres que involucran cifras con letras se usa el guion para separarlas: D-01 y D-10.

taller95@yahoo.es

miércoles, 5 de septiembre de 2018

Vista de lince 195

Concordancia
Veamos; las campañas que lograron alzar vuelo fueron varias; ésta fue una de ellas. 
La construcción es así: «La última de las campañas que lograron alzar vuelo».

La preposición
En marzo, Coltejer reportó una reducción 
en sus ingresos... 

El buzo
A una persona ala que murió en su oficio no se le llama ex-: 
«rindieron ayer un homenaje póstumo al buzo de la marina...».

Acrónimo
«El acrónimo no lleva la mayúscula que muchos le ponen a la cartera, pero como se trata del personaje va sin mayúscula inicial: «por el actual mininterior».

Acrónimo perfecto
Hidroituango, acrónimo perfecto.

Nombre en -er
Casi todos los nombres propios terminados en -er de acentuación grave y a los que no les ponen tilde son masculinos, 
aquí hay uno femenino al que no le pusieron tilde: Aléider,

Gazapera 180813


Gazapera      Sófocles

La media noche

Mi amiga María Eugenia Díaz Ramírez me pide explicación acerca de la forma que se utiliza las horas antes del mediodía (ante meridiem o a. m., que no a.m.) y después del medio día (post meridiem o p. m., que no p. m.), que según ella el común tiene dificultad porque la media noche no tiene un nombre parecido al meridiem del medio día, lo que dificulta entender cómo se denomina la medianoche.

Tal vez se asustarán si les digo que el medio día y la media noche no existen, pues son un par de instantes con cero segundos de existencia. Y he utilizado segundos por ser de conocimiento general, toda vez que existen diez unidades temporales más pequeñas que el segundo, difícil de creer; dejemos eso a los físicos que manejan esas pequeñeces. Lo mencioné para demostrar lo que dije de la inexistencia física del mediodía y de la medianoche; porque tan pronto se llega a una de ellas se está saliendo también porque el tiempo no se detiene.

Como todas las horas están referidas al meridiem se encuentra dificultad cuando el inicio o la terminación es la media noche, Ese instante, si es terminal pudiera incluirse entre los posts meridiem y si es inicial, en los antes meridiem. Eso dificultaría el nombre único, por lo que mejor se habla de la media noche y el texto dirá si la media noche es inicial o terminal.

De la academia

«… uno a uno de los homenajeados desfiló ante los demás estudiantes, familias, docentes e invitados al evento, para ser enaltecidos en alguna de las siguientes categorías…»

Al parecer, el escritor consideró que la expresión «… uno a uno…» fuera singular; la confundió con «… cada uno de los homenajeados desfiló…» y por eso la concordancia la puso en singular, pero cuando aparece el participio «enaltecidos». Imposible volverlo singular; así la expresión sustantiva «uno a uno» es plural: «… uno a uno los homenajeados desfilaron […] para ser enaltecidos en alguna de las siguientes categorías…». Sobra, entonces la palabra «que». Si estoy equivocado con estas suposiciones, agradeceré las observaciones.

gazapera@gmail.com

Taller del idioma 180810


Taller del idioma por Abel Méndez

EL NIVEL. «Desde distintos sectores a nivel nacional se destaca la sincronía con la que se trabaja entre sector público y privado en Risaralda, la misma que ha permitido impactar positivamente indicadores económicos. La invitación ahora es a replicar ese trabajo mancomunado a nivel regional y llegar mas lejos». El Diario.

Ya he perdido la cuenta de las veces que en veintitrés años de esta columna he dicho que la expresión «a nivel» no existe en nuestro idioma y que lo más parecido a ella es «a un nivel», cuyo significado consiste en que dos cosas están a un mismo nivel de una referencia determinada. «Tu apartamento y el mío están a un nivel». Hoy me decidí a estudiar mejor el asunto y encontré que en arquitectura existe un arco a nivel que significa ‘un arco adintelado, que viene a degenerar en línea recta’. Quedé gringo. Si en la sala hay algún arquitecto que me lo explique le quedaré agradecido por el resto de mis días. Pero que exista un arco adintelado nada tiene que ver con el «nivel nacional» ni el regional, ni similares. Otro error de menor cuantía es la falta de tilde del adverbio de cantidad «más».

FELIZ CUMPLEAÑOS. «El Diario: 35 años de noticias y credibilidad». El Diario.

Felicitaciones por el cumple de treinta y cinco de los cuales he compartido y he aprendido en los veintitrés últimos. Feliz Cumpleaños.

LAS CIFRAS. «Según cifras de la Policía Metropolitana de Pereira, de las más de tres millones de llamadas recibidas en 2017, alrededor del 60 % fueron llamadas falsas o inadecuadas». El Diario.

Mi cuento tiene que ver con las cifras, pues la única cantidad que significa la palabra «cifra» es la cantidad de dinero: «Ese carro costaba noventa millones de pesos, pero yo no tenía esa cifra». Fuera de frases como esta ninguna otra cantidad, significa «cifras». La frase debió ser: «Según datos de la Policía Metropolitana…». Dejé el párrafo completo para que los que no leyeron El Diario de ayer, se enteren de que la Policía está preocupada porque sea mayor el número de bromas que el de anuncios verdaderos. ¡Cojan oficio, desocupados!

taller95@yahoo.es

sábado, 25 de agosto de 2018

Vista de lince 194


Salieron el mismo día en nuestro periódico El Colombiano. Éiner, rarísima esa tilde en un nombre terminado en «-er» como se ve en el siguiente que salió el mismo día unas páginas más adelante en el mismo diario. ¿Cuál será el correcto? Observemos los dos nombres terminados en erre y acentuados en la penúltima sílaba, llevan tilde. Todos esos nombres terminados en erre y con acentuación en la penúltima llevan tilde: Éiner, Dídier, Danóver, Léider, Néider
y todos los demás, pero casi nadie les pone su merecida tilde.




«Soy de los que creen que hoy se lee más que nunca». Muchos creen que hoy se lee más que nunca. Yo soy uno de ellos.



Cuando se va a abreviar un nombre en plurar, como Estados Unidos, por ejemplo, se duplica cada primera letra del nombre que se va a abreviar cuando son varias las palabras, se respeta el espacio entre palabra y palabra, así: EE. UU.  Obras Públicas: OO. PP. 



Cuando el verbo «haber» significa existencia va en tercera persona singular: «Que haya bibliotecas en los cementerios».



El nombre de los fenómenos naturales no va entre comillas: Alerta temprana por El Niño.



La cantidad de cualquier cosa  que hubo en un mes de terminado no se enuncia con la preposición «a» sino con la preposición «en»: «En julio, según el mintransportese han suscrito cincuenta convenios»

Se hace notar que cuando se usan los acrónimos que empiezan por «min-» en minúscula se refiere al ministro: el mintransporte determino...; si va con mayúscula se refiere al Ministerio: Mintransporte es el Ministerio de transporte.



Gazapera 180806



Gazapera          Sófocles

Erre con erre cigarro

«Viajeros se divierten y aprenden con los Metroruteros».

El viernes pasado tomé el metro en la estación Envigado y acababan de poner en la entrada el periódico Nuestro Metro, para uso de los pasajeros, tomé un ejemplar para leer durante el viaje encontré el titular citado. Al llegar a la estación de mi destino pregunté, por separado, a dos funcionarios de la entidad cómo se pronuncia esa palabra «Metroruteros». Ambos me pronunciaron «metrorruteros», a ambos les expliqué que para decir «perro» se necesitan dos erres, mientras que para decir «pero» se necesita una. El segundo funcionario me agradeció y prometió decirlo a su superior. Es evidente que a la juventud no le explican, como nos explicaron a los viejos, que si a una palabra que empiece por erre se le antepone un prefijo que termine en vocal hay que duplicar la erre. Las palabras vicerrector y prerrequisito nunca están erradas porque son palabras viejas y la juventud las ha visto siempre correctamente, pero palabras nuevas sufren esa falla: «cicloruta», «sismoresistencia» «Uniremignton» son palabras nuevas a las que se les ve ese error cuyos usuarios no lo detectan: «ciclorruta», «sismorresistrencia», «Unirremington» y metrorruteros son las correctas.

Ser Pilo Paga

«Uno de ellos, por ejemplo, fue su programa “Ser pilo paga”, una muy buena intención…». El Espectador.

¡Qué enfermedad tan grande la de las comillas! Basta un estudio de la Ortografía 2010, entre las páginas 380 y 387 para que columnistas y periodistas se vuelvan pilos para el uso de las comillas. Van entre comillas los nombres de las obras de creación y de las producciones periódicas. Un programa no es ni una, ni otra; en su caso va sin comillas y con mayúscula en la palabra inicial y en las significativas, que en el caso de Ser Pilo Paga las tres son significativas.


El Gobierno

«Académicos proponen al nuevo gobierno adoptar medidas…». Alma Mater.

Cuando la palabra Gobierno se refiere al conjunto de funcionarios que lo constituyen va con mayúscula. Las medidas son adoptadas por las personas, ergo…


gazapera@gmail.com




Nota bene: «En la estación Poblado, los Metro-ruteros les indican a los viajeros la utilidad de llegar a la estación con la #Cívica recargada, tenerla lista en la mano antes de llegar al torniquete y los orientan sobre la nueva forma de ingreso a la estación. #CulturaMetro30Años».

Los metrorruteros
Tampoco se usa el guion para evitar la duplicación de la erre. La palabra «vicerrector» nunca se encuentra como «vice-rector». Ocurre lo mismo en  «portarretrato», «sismorresistencia», «ciclorruta», «Unirremington» y muchas otras. La palabra «metrorruteros» no necesita mayúsculas.