Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

martes, 17 de julio de 2018

Vista de lince 190

Acrónimos 3

Los acrónimos en español son palabras en español y las palabras en español sólo pueden tener una mayúscula. en caso de no tratarse de un texto o una palabra en mayúscula sustenida. Por lo tanto, no es MinCIT, ni MinTIC es Mintic, para referirse al Ministerio de las Tecnologías de la Información y de la comunicación.  

Lo malo es bueno

Esto me muestra el Diccionario acerca de la palabra oriente, allí vemos que lo que está al oriente de Medellín, en este caso, va con minúscula, mientras lo que va con mayúscula es una región asiática con unas europeas adyacentes. 

Del lat. oriens, -entis, part. act. de orīri 'aparecer', 'nacer'.
Escr. con may. inicial en acep. 4.
1. m. este (‖ punto cardinal).
2. m. este (‖ región situada en la parte este).
3. m. este (‖ lugar situado al este de otro).
4. m. Conjunto formado por Asia y las regiones inmediatas a ella de Europa y África.
5. m. Brillo especial de las perlasque les da valor.
La preposición «a» en una frase temporal



La preposición «a» en estas dos frases temporales, una pasada y otra futura está mal usada. A cambio de ella se debe usar la preposición «en»:

La creación de empresas aumentó un 3,6 % en junio.

Sobra la coma después del signo de porcentaje

¿Cuál será el repunte de los negocios verdes en el año 2030?

 En la misma figura hay un prefijo mal usado: «bioinnovadores». 


Gazapera 180716


Gazapera       Sófocles

El brexit

Desde cuando la Gran Bretaña empezó la campaña para salir de la Unión Europea, acción nombrada mediante la construcción de un acrónimo de las palabras «britain» y «exit», he preguntado el porqué de la mayúscula. La Fundación del Español Urgente, Fundéu, tenía la respuesta. Nada significa la mayúscula. En el momento que decidí hablar sobre el asunto encontré otras entidades educativas que usan la minúscula, pero entidades periodísticas, ninguna. Salir de cualquier entidad no configura un nombre propio, así pues, mientras se siga hablando de aquella acción británica, y otras similares que puedan resultar, se debe usar la minúscula.

El guion

«Putín – Trump, un cara a cara global» El Colombiano.

Cuando se usa el guion para señalar un enfrentamiento entre personas o entidades no se deja espacio antes ni después del guion: «Putín–Trump, un cara a cara global».

Dos en uno

Corte Suprema archiva investigación contra Uribe por la campaña del ‘No’. El alto tribunal adelantaba una indagación preliminar contra el senador luego de que se revelara que en tal campaña se usaron mensajes direccionados para que las personas salieran a votar “verracas”. El Espectador.

Varias veces enseñé que las palabras «no» y «sí», en el uso del plebiscito son sustantivos comunes que no necesitan mayúsculas ni comillas simples ni dobles. Trabajo perdido. En mis inicios en este diario, doña Ana María Busquets de Cano me preguntó si la palabra «berraco» se podría escribir con be. Mi respuesta fue inmediata. Mire doña Ana: «verraco», con uve es un marrano padrón y no más, pero con be tiene más significados que un berraco. Al día siguiente en su columna salió con be. Muchos puristas pelean por la uve, pero no tienen en cuenta sobre la forma como los paisas hacemos sonar la primera sílaba cuando decimos «emberracarse» y apretamos los labios como cuando decimos «embetunar» y no cuando decimos «Envigado». También vale que en el Diccionario de colombianismos del Instituto Caro y Cuervo aparece «berraco» con el sentido que aquí le puse.

gazapera@gmail.com

Taller del idioma 180713



Taller del idioma por Abel Méndez 

LAS COMAS EXPLICATIVAS. «La respuesta que es común denominador a sus inquietudes es el trabajo conjunto que emprendimos desde el sector privado y los gobiernos de Risaralda y Pereira y de manera particular con el gran compromiso ratificado por el gobernador Sigifredo Salazar y el alcalde Juan Pablo Gallo, que ha permitido que nuestro departamento con su capital esté pasando por uno de sus mejores momentos». El Diario.

Las comas explicativas manifiestan una característica de algún concepto del escrito. Se reconocen porque no se hacen necesarias para la comprensión de la comunicación, se prueban porque al quitar el texto entre ellas no se pierde sentido. Veamos: «la respuesta es el trabajo conjunto que emprendimos desde el sector privado y los gobiernos de Risaralda y Pereira…». Como ven no se perdió el sentido por la que las palabras que quité deben estar entre dos comas. Por otra parte, en la última oración el sujeto es singular: «Nuestro departamento esté pasando…».

RECORRIDO POR LAS AULAS «A continuación, se comparte información de becas para cursar Maestrías en la Universidad del Azuay».

No se le ve la necesidad de mayúscula en la palabra «maestría».

«… la participación de sus estudiantes también a través de la Escuela de la Fé…».

La palabra «fe» no lleva tilde debido a que se trata de una palabra monosílaba.

LOS CELULARES «Este elemento que cada vez tiene más acogida entre los amantes a las tecnologías inteligentes, viene surtiendo un efecto contrario entre muchos de sus usuarios que al parecer se han embrutecido y deshumanizado por la desmedida depencia de estos aparatos. El Diario.

De nuevo la falta de la primera coma explicativa: después de la palabra elemento: «Este elemento, que cada vez tiene…». Un error de dedo se encuentra en la palabra «depencia», que debe ser de «dependencia».

LAS EXES. «… Andrés Cepeda se atrevió a dedicarles a sus ex 12 canciones.» Q’hubo.

Según la Nueva gramática de la lengua española los sustantivos terminados en equis hacen el plural en -es: «… a dedicarles a sus exes…». Mejor «doce» que «12».

taller95@yahoo.es

lunes, 16 de julio de 2018

Vista de lince 189

Numeral ordinal y comillas.


Me van a decir que un cardinal como treinta y nueve se puede usar como ordinal y eso es cierto, porque  la Real Academia Española, les da paso a todos los bodrios que le presentan, éste es uno de ellos, usado por personas de escasa cultura. Un editorial del segundo periódico del país no puede ser de escasa cultura. Existen los ordinales que el común ha olvidado y el ordinal de treinta y nueve es «trigésimo nono» ¿Cómo la ven? Una tabla muy completa de los ordinales la encuentran en las páginas 672 y 673 de la Ortografía de la lengua española: Ortografía 2010 u Ortografía de Acapulco. 

Otro enredo: no hay norma que obligue al nombre «Revolución Sandinista» a aparecer entre comillas. Pilas, editorialista: dos errores graves en el gancho del editorial.

sábado, 14 de julio de 2018

Vista de lince 188


Daño al verbo decidir.




Cómo decía yo en otros tiempos: ¿Por cuántos escritorios con diplomas, hasta de magister y doctorado en cualquier cosa, habrá pasado esta campaña sin que aquellos diplomados se den cuenta de que va a hacer más daño a la ortografía del verbo «decidir» que a la venta de cualquier oferta de Corona?

¿Tendrán corona los ejecutivos de  de Corona?

No lo puse entre los malos acrónimos, porque un verbo no es acrónimo, sólo los sustantivos. 

viernes, 13 de julio de 2018

Vista de lince 187

Acrónimos 2


Casi acierta, pues desapareció la mayúscula intermedia, la de Hacienda, pero como este acrónimo no es el del Ministerio de Hacienda, sino el del ministro, la primera mayúscula también debe desaparecer: el minhacienda.


Desde hace varios años funciona en Medellín el programa Encicla cuyo nombre propio sólo tiene una mayúscula en la E de Encicla. Luchemos en contra de los acrónimos de varias mayúsculas, los que estamos ya por acabar sienpre hemos tomado gaseosas Postobón (Posada Tobón) con una sola mayúscula y hemos montado en Avianca con la letra de Colombia en minúscula.

Les reitero que me envíen los acrónimos incorrectos bien sea como comentario a esta entrada o al correo gazapera@gmail.com

Gracias anticipadas. 

jueves, 12 de julio de 2018

Vista de lince 186



Acrónimos 1

Los acrónimos en español son palabras. Las palabras en español sólo llevan una mayúscula. Los nombres de los ministerios se convierten en acrónimos mediante el prefijo Min- (con mayúscula) seguido del nombre del ministerio correspontinte en minúscula: Minsalud, Mineducación. Para referirse al funcionario que ejerce el ministerio es igual pero con minúscula: minhacienda, minsalud, mineducación, Por favor, vuelvan viral esta explicación para que no tengan que imitar a los gringos con sus acrónimos llenos de mayúsculas.



Un acrónimo de alguien que no sabe doblar la erre entre vocales: no es lo mismo «pero» que «perro». El acrónimo de la Universidad Remington debe llevar dos erres para que suene como perro y no como pero:  Unirremington. 


Yo la quiero cuidar dándole un acrónimo correcto. Llevo más de un año diciéndoles que ese acrónimo es incorrecto por las dos mayúsculas y en vez de corregirse, dan mal ejemplo y ya se ven acrónimos de tres mayúsculas. No me creen. El acrónimo correcto es Udeá. Con tilde en la a porque así se pronuncia.

Querido lector, si deseas mandarme acrónimos incorrectos los recibo en gazapera@gmail.com. mira que ya titulé con un un numeral.

miércoles, 11 de julio de 2018

Gazapera 180709


Gazapera       Sófocles

Lenguaje incluyente

«El domingo por la noche, los y las mexicanas salieron […] donde por más de 12 años hubo fuertes y violentas represiones contra los manifestantes […] la afinidad con los y las jóvenes…». El Espectador.

En este lenguaje incluyente hay dos fallas, la primera es el cambio de género olvidado, pues al decir «los y las» se echa al olvido el género masculino. La segunda consistente en olvidarse de su propósito incluyente y mostrar la forma correcta en la que el masculino es el género no marcado en la dualidad masculino-femenino y por lo tanto es correcto decir que los manifestantes fueron atacados por violentas represiones (ver numerales 2.2 y 2.3 de la Nueva gramática de la lengua española). Es conveniente recordar que la Real Academia Española aconseja usar las letras en los numerales que se pronuncian en una sola palabra: «… por más de doce años…».

Las comillas y un esqueismo

«… otros llevaban muñecos del “Peje” como se conoce informalmente al presidente electo […] La segunda es que “AMLO”, como se conoce al candidato, supo inscribirse en el poderoso pop mejicano…». El Espectador.

Ni Peje, como apodo, ni AMLO (también pudo ser Amlo), como nombre alterno, llevan comillas. Cuando el autor escribió su columna ya Amlo no era candidato, Para borrar el esqueísmo se pudo haber redactado así: La segunda es la astucia de AMLO, como se conoce al presidente electo, supo inscribirse en el poderoso pop mejicano…».

De la academia

«El “tire y afloje” del control de precios a los medicamentos».

Al consultar la locución entre comillas para saber si éstas se justifican. me quedé a mitad de camino, pues el tire y afloje los he escuchado siempre en modo imperativo, pero el Diccionario me dijo que se trata de una locución sustantiva en presente de indicativo y lo veo más lógico pues el tirar y aflojar es propiedad del negocio y no una orden al negociante. Por tanto, no se necesitan las comillas, mas sí el cambio de modo: «El tira y afloja del control de precios...».

gazapera@gmail.com

lunes, 9 de julio de 2018

Calixto 15

Decimocuarto


El sacerdote que celebró la misa en la que estuve ayer domingo, se disponía a iniciar la misa del catorceavo domingo del tiempo ordinario, Bueno, ellos también se equivocan.

Taller del idioma 180706


Taller del idioma por Abel Méndez

MAYÚSCULAS INNECESARIAS. «Aprenda a beneficiarse de las Cripto Monedas». El Diario.

No veo razón alguna para que la palabra «criptomonedas» (una sola) vaya con mayúscula.

«La Epidermólisis ampollar (EB), o piel de Mariposa, pertenece a un grupo de enfermedades cutáneas genéticas raras…». El Diario.

Los nombres de las enfermedades no van con mayúsculas: «epidermólisis ampollar», «piel de mariposa».

RECORRIDO POR LAS AULAS. «El Profesor de la Facultad de Ciencias Ambientales participó como co-organizador de sesión y de ponente en el XVIII Congreso Mundial de Ciencias Prehistóricas y Protohistóricas….

Los prefijos no se separan con un guion de la palabra que modifican y más descuido si en el renglón seguido hay dos palabras correctas con la misma característica, «prehistóricas» y «protohistóricas». Otro errorcillo consiste en escribir en bastardilla el nombre de un evento, eso ocurre cuando las palabras significativas del nombre van en minúscula para delimitar el nombre que no es el caso de un congreso de especialistas. La palabra «profesor» no va con mayúscula.

MISCELÁNEA. «Qué hay pa hacer en Pereira [Del 05 al 12 de julio]» El Diario.

1. No hay necesidad de los corchetes, ni siquiera de los paréntesis. 2. No hay necesidad de la mayúscula de la contracción «del». 3. Cero a la izquierda no vale, ni siquiera hay cómo pronunciarlo, por tanto, es «… del 5 al 12 de julio» 4. Considero acertado el uso de signos interrogativos: «¿Qué hay pa hacer en Pereira del 5 al 12 de julio?».

LAS COMILLAS. «Una ‘oración’ más a la libertad religiosa» El Diario.

Si se quiere indicar que una palabra se usa con un significado que no es el suyo propio, se usan comillas dobles o angulares. Nunca las simples: «oración» u “oración”.

PROFESAR. «… el derecho consagrado en nuestra Constitución Política, de profesar cualquier tipo de culto” El Diario.

El culto se da, la fe o el credo se profesa. Después de la palabra «derecho» debe ir una coma: «… el derecho, consagrado en nuestra Constitución Política, de profesar cualquier credo…”.

taller95@yahoo.es

lunes, 2 de julio de 2018

Gazapera 180702




Gazapera      Sófocles

Palabra mal inventada.

«DeSídete». Aniversario Corona.

Hace varios años apareció la nueva presentación de Empresas Públicas de Medellín, en la que la sigla EPM aparece en las vallas con minúsculas: «epm». Pregunté a un amigo, propietario de una agencia publicitaria, acerca de esa presentación de la sigla. El hombre me explicó que la publicidad tenía algunas reglas que podían cambiar los conceptos académicos en los usos de mayúsculas y minúsculas. Desde eso me alejé de la publicidad para no ir a meter las cuatro en asuntos que ella tuviera las «concesiones» profesionales. Ayer no aguanté: me llegó con El Colombiano un muestrario de los productos de la empresa del título y una invitación a decidirse mediante una palabra con dos mayúsculas, imposible de ser concedida por permisos profesionales y un error cacográfico que invita a una «desisión» con ese. No hay derecho.

Una buena y una regular.

Sin soltar El Colombiano de ayer me alegré enormemente por la resurrección de la coma del vocativo tan aporreada en los pasados días de la Madre y del Padre: «Te quiero mamá», «Te quiero papá» y las comas del vocativo desaparecidas; en cambio en el aviso del trabajo de Fico, nuestro alcalde, reaparece: «¡Gracias, Medellín!». Sin embargo, una pequeña sombra existe en el mensaje cuando dice «… en los 5 primeros meses de 2018», pues sin ser incorrecto la Real Academia Española aconseja que cuando un número se dice en una sola palabra se usen las letras, mas no las cifras. Es cuestión de elegancia: «… en los cinco primeros meses…».

Las mayúsculas

«Durante al año anterior el Producto Interno Bruto» PIB. El Colombiano.

El nombre «producto interno bruto» no es un nombre propio, lo he dicho ene mil veces. Las mayúsculas de la sigla PIB no significan nombre propio, sino una ayuda para que un lector vea la sigla antes de llegar a ella y lea con comodidad el nombre completo que la sigla significa. Son varios los nombres comunes que sufren ese mal: una organización no gubernamental, por ejemplo, tiene por sigla ONG, sin que haya nombre propio.

gazapera@gmail.com

domingo, 1 de julio de 2018

Taller del idioma 180629


Taller del idioma por Abel Méndez

GRAMÁTICA DE COQUITO. «Para re-enviar este mensaje, no use el boton de re-envio de su programa de correo porque este mensaje fue especialmente producido para Usted. En su lugar, utilice el siguiente enlace para re-enviar el mensaje. Para cambiar sus preferencias y verificar en que listas esta suscrito, visite su página de preferencia» Agencia de Información General.

Cada párrafo de un aviso debe ir corregido, casi nadie lo hace. Dan buen material para sostener una columna de corrección. Veamos: 1. Los prefijos no se separan de la palabra que les suceden mediante un guion: reenviar (tres veces). 2. Faltan tildes: «botón», «reenvío», «está» y «qué». 3. El pronombre «usted», cuando va completo no va con mayúscula, cuando va abreviado (ya casi no se usa) sí va con mayúscula: «… Ud…». 4. La frase «para reenviar el mensaje» sobra: está dicho antes. 5. El qué de «en qué listas» está es tónico y, por lo tanto, debe llevar tilde, como ya lo mostré. 6. No puse punto después del cierre de comillas angulares para indicar que ese punto final no está en el texto.

EL SÍ Y EL NO. «Cuando se realizó el plebiscito que negó los acuerdos de paz en todos sus capítulos, el resultado fue interpretado de la siguiente forma: los ricos de las ciudades, que vieron la guerra por televisión, votaron No; en cambio, los habitantes de las zonas rurales que la sufrieron votaron Sí.».

… y este servidor terminó afónico porque antes y después del 2 de octubre de 2016 se la pasó predicando que las palabras «sí» y «no», objetivos del plebiscito, no van entre comillas ni demandan inicial mayúscula. No hicieron caso, la prueba está en que ya vamos a cumplir dos años y los dos errores siguen: las comillas, las mayúsculas o ambas.

MINÚSCULAS. «… la semana pasada los indígenas de la etnia Embera Dobidá…» El Colombiano.

Ésta es otra de las inacabables. Los nombres de las etnias indígenas emberás dobidás no son nombres propios y se asimilan con los gentilicios de pueblos y regiones tales como risaraldenses, paisas, quindianos o cuyabros.

taller95@yahoo.es

domingo, 24 de junio de 2018

O tempora, o mores


O tempora, o mores

«Ahí está incluido ese recorrido por la calle Junín, conocido como juniniar». Piedefoto de El Colombiano.

Juniniando en la década del 60
Con autoridad etaria considero imposible que periodistas en ejercicio hoy hayan tenido la edad requerida para haber juniniado en toda la extensión de la palabra. Juniniar no era, como se cree hoy, atravesar Junín, desde la avenida La Playa hasta el parque de Bolivar. Juniniar era un rito que se observaba cualquier día de la semana, pero con intensidad mayor los viernes. Desde las cuatro de la tarde hasta las siete de la noche íbamos llegando los personajes, en edades entre dieciocho y veinticinco años, a la carrera (que no calle) Junín. El junineo era diferente para cada sexo: los varones formábamos grupos de amigos que nos especializábamos en observar las señoritas que pasaban en grupitos de dos o tres sin detenerse; ellas, sólo los viernes. Sus argumentos eran pagar los clubes (cuotas semanales en los almacenes). Si alguna de ellas alcanzaba a ver a su novio en uno de los grupos masculinos, se convertía en una grúa pues se lo llevaba y hasta ahí le llegaba el junineo al hombre, no fui la excepción. Se complementaba el espectáculo con cuatro personajes infaltables: María, pedía limosna y hacía maldades pagadas; la Piragua se arrimaba a los grupos, pedía limosna mientras cantaba La piragua, de ella se decía que con el dinero sostenía a una hija en la Universidad de Antioquia; el Bobo de la Cobija entraba a la iglesia de la Veracruz los domingos y se aprendía la homilía del sacerdote para repetirla diariamente en Junín (no había homilias en semana) y Radio Cristal repetía los discos y comerciales de la emisora tocaya con el ruido de fondo que se les escuchaba a los discos.

En otras ciudades (si me equivoco me corrigen, por favor) se observaba el mismo rito: en Bogotá era el septimazo. En Calí la Sexta y en Bararanquilla el Paseo Bolívar; sin que estas dos tuvieran nombre especial.

No me critiquen, por favor, mi piedefoto, porque si en el Diccionario existe «piedemonte» no hay razón para la inexistencia de «piedefoto».

gazapera@gmail.com

miércoles, 20 de junio de 2018

Decíamos ayer...




Estimados lectores

Llevaba varios años escribiendo poco en mis blogs. Estaba demasiado enfermo lo que me impedía muchas veces dar lo que deseaba en ellos. Como pueden ver son cinco los blogs que regento y todos estaban descuidados. Ahora que volví a empezar veo que los blogs no estaban solos y había personas en las distintas partes del mundo que se asomaban a ellos como para ver si ya había regresado. Bueno, regresé y aquí estoy de nuevo.
a
Antes de presentar los blogs que voy a trabajar, les anticipo a los lectores juiciosos que mis blogs no van a cobrar derechos de autor de ninguna clse, los que yo escriba se puede repetir en otras partes sin necesidad de anunciarme. Si quieren cambiarles las imágenes pueden hacerlo siempre que las nuevas cumplan con la moral católica. En caso de que esta norma no se cumpla ya veré como puedo atajar el mal.

Explicación de los Blogs

1. El Blog de don Abel.

Este blog es la extensión de una columna de corrección idiomática que yo escribía en El Colombiano. Un día cualquiera, no recuerdo cuándo El Colombiano, que meses atrás había reducido las cuatro salidas mensuales a dos, me envó una carta en la que me daban el ácido: «ha sido un placer conocerlo». Mis amigos y lectores lloraron semejante dislate. A los tres días un directivo del Diario Leer de los Antioqueños me llamó a decirme que la decisión tomada de sacarme fue dura y que por tal caso me invitaban a escribir semanalmente en la edición electrónica. Yo le contesté que le agradecía ese acto piadoso, pero que yo en la be jugaría con mi propio pase.
Ya se dieron cuenta de que Abel Méndez es un seudónimo. Y Abel Méndez tiene una columna en El Diario de Pereira que también va a seguir en el blog.

Llevo veintiséis años escribiéndo la Gazapera de El Espectador con el seudónimo de Sófocles. También serán parte de las entradas.

El padre Calixto
Repasemos: Van tres secciones del blog: Vista de lince, Taller del idioma y Gazapera, falta una: Cuando vivía el padre Calixto cada rato me escribía y me pedía que criticara a los curas que se equivocaban en las homilías y otros actos errados que hacen sacerdotes y ministros. Yo siempre le decía que sí, que bueno y de pronto contaba de algún sermón en el que había escuchado y volvía a insistirme, pero yo me hacía el loco porque siempre me daba como miedito criticar a los reverendos. Pero él me animaba diciéndome que no tenía nada de malo y que era como si me diera miedo contar las mentiras Juan Manuel y similares. El día de su entierro lo vi por televisión y me parecía que salía del ataúd y me decía «quiubo pues, pa cuando lo vas a dejar». Un día me arriesgue a empezar un escrito en el que le hacía caso, lo terminé como a las seis de la tarde y no lo puse en el blog porque no le había puesto nombre, me fui a misa de 6:30 p. m. a la parroquia de Santa Gertrudis en Envigado y como cosa curiosa llegue antes de que el sacerdote saliera al presbiterio, actitud muy escasa en mí. Por haber llegado a tiempo alcancé a oír al lector que anunciaba que el santo del día era San Calixto, papa. Comprendí que el padre Calixto, allá arriba se alió con su tocayo San Calixto para que me dijera que le hiciera esa entrada. Cuando llegué a la casa le di la ultima leída al escrito y lo titulé Calixto 1, van 14.
2. Los Gavirias de Sopetrán.

¿Es esta la hacienda
que fue de Rubén...?
Un día de un diciembre fui a visitar a un amigo ingeniero y pariente, pues lleva el Gaviria en tercer Lugar: Luis Fernando Múnera Cano Gaviria, que estuvo como tres días sin despertar y cuando yo iba en el metro para la clínica se me ocurrió hacer un blog para dar a Conocer el pueblo donde nací y lo titulé Los Gavirias de Sopetrán. Ese blog creció cuando el Camello Darío Sevillano lo conoció quiso escribir en él, le abrí las puertas y ese blog creció mucho en lectores porque él escribía sus artículos y yo los ponía en el blog. Darío no se preocupó al principio y cada semana hacíamos uno o dos artículos de cualquier cosa. Los que conocen al Camello se dan cuenta de que el apodo se debe a que el hombre tiene una maleta en la espalda donde mete toda la sabiduría que Dios le dio; si no fuera por esa maleta él sería como cualquiera de nosotros que tenemos que estudiar para saber todas las cosas que el Camello sabe.

Cuando me enfermé en el 2016 él llamó a un familiar que le enseñara y ya tiene su blog conocido en todo el mundo, pero me ha seguido mandando los artículos por lo que mis lectores también se deleitarán con la sabiduría del Camello.

3. Auxilium Christianorum, ora pro nobis

Este blog se lo dediqué a María en todas sus advocaciones, aproveché que cada una de las primeras estaciones del metro está dedicada a una advocación, ese lo tengo muy atrasado, fui haciendo estación por estación y titulé el conjunto como Nuestra Señora en el Metro de Medellín; ¿qué fue aquello? De seguro creyeron mis amigos que Nuestra Señora se había aparecido en una de las estaciones, me llamaban para averiguar donde era, que si se iba a reportar el milagro y mil cosas más, Luego se dieron cuenta de que era una presentación de cada una de cada estación según la advocación y de paso un conocimiento de las parroquias cercanas a la estación, tengan o no nombres de la Virgen. Hay que adelantar ese propósito.

4. Blog eléctrico

Luis Fernando Múnera López
No faltaría más que no le diera un blog a mi profesión de ingeniero electricista, este lo hice cuando me nombraron coordinador del capítulo de Ingenieros Electricistas y Ramas afines, ese nombramiento duró poco porque en la asamblea general, a los dos meses, se me acabó el mandato, pero estoy pensando en una variante para él. 

El papa Francisco
5. Por último, un compañero del grupo Cristo amigo, Gustavo Otero me hizo caer en la cuenta de que tengo blogs, muy piadosos, pero que no es un acto de presentación de mi convencimiento como católico y nació Presencia y pensamiento que es mi presencia en el pensamiento de Dios.

Reitero que ninguno de los blogs se convertirá en un cuadrilátero de boxeo cada uno establece sus puntos de vista, pero los conceptos de los blogs son los establecidos. Gracias por aguantar esto tan largo, no creí que sería así. Bienvenidos.

Mientras escribí este saludo me enteré de que cuatro miembros de Face Book han repetido mi trabajo de ayer, Como ya les dije; háganlo con toda tranquilidad. No les agradezco por Face book porque no sé manejar eso y no he tenido tiempo para aprender.

Gabriel Escobar Gaviria
Sopetrán 20 de abril de 1946
Celular 57 3117710907