Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 2 de septiembre de 2016

Taller del idioma 160823

Cinco buenas y tres malas


Abel Méndez

CINCO BUENAS Y TRES MALAS. «Policía se incautó de 1889 Kilos de Marihuana oculta al interior de un camión». El Diario del Otún, Tuiter.

En realidad es una sola buena, pero es tan buena que la valoré por cinco para que no la demeritaran las tres malas que hay en el mismo texto. Entonces, veamos la buena. Muy pocos escritores conocen la correcta conjugación del verbo pronominal «incautarse», por lo general, lo conjugan como un verbo transitivo: «La Policía incautó marihuana», pero como está en el titular y en la nota tuíter es la correcta: «La Policía se incautó de 1889 kilos de marihuana». Ahora sí, vamos las malas: no se justifican las mayúsculas de las palabras «kilos» ni «marihuana» y ésta no estaba oculta al interior, sino en el interior. A la preposición «a» no le corresponde determinar el lugar donde se encuentra algo, eso es oficio de la preposición «en».

LA PREPOSICIÓN A. «Impunidad, injusticia, desigualdad e inequidad: toda una guerra a afrontar».


Esa forma de la preposición «a» delante de verbos que significan una acción que se va a ejecutar es propia del idioma francés, es decir, es galicada. En español se dice: «… toda una guerra para afrontar» o «… toda una guerra que afrontar».
TRES EN UNO. «Todos registramos el bochornoso incidente protagonizado por el ex Presidente Alfonso López Michelsen (Q.E.P.D)…». El Diario del Otún.


Por orden de aparición. 1. Cuando un alto funcionario muere, por protocolo se deja de anteponer el prefijo ex al nombre del cargo que ocupó: el presidente Alfonso López Michelsen. 2. Los nombres de llos cargos van con minúscula: «presidente» 3. La abreviatura (q. e. p. d.) se usa más en minúsculas y entre las abreviaturas se deja un espacio que es el correspondiente al espacio que hay entre palabras no abreviadas.

¡CÓMO? «“Sólo un Dios nos puede salvar” Esta frase la pronunció, Martín Heidegger (1889-1976), uno de los más profundos filósofos alemanes del siglo XX, en una entrevista una semana después de su muerte». El Diario del Otún.


Martín Heidegger
Yo no habría asistido a esa entrevista por plata que me hubieran pagado, leí el artículo completo para ver si de pronto el autor decía algo así como «No, eso lo dije por charlar», pero nada: no lo dijo. Me entretuve entonces en que «dios» con mayúscula no puede ir precedido del artículo indefinido y consulté con mi hijo, historiador si el filósofo había sido creyente. En un artículo que mi hijo me mandó pude entender que la entrevista se llevó a cabo el 23 de septiembre de 1966, pero fue publicada el 31 de mayo de 1976, una semana después de la muerte del filósofo. Por otro lado, si Heidegger se refería a nuestro Dios, sobra el artículo indefinido: «Sólo Dios puede salvarnos», pero si se refería a un dios cualquiera sobra la mayúscula de «dios»: «sólo un dios puede salvarnos».

taller95@yahoo.com