Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 17 de octubre de 2008

Vista de lince 34

Columbicidio
Cada vez que ocurre uno de esos hechos recurrentes provenientes de la maldad humana, como lo es el de matar unas palomas que ningún daño hacen y que, en cambio, adornan los parques de nuestra ciudades, aparece un genio idiomático titulando en grandes caracteres el hecho con el sufijo cidio y la raíz española de la palabra que denomina el animal muerto. Los sufijos cidio y cida que denotan respectivamente el hecho de matar lo que la raíz significa y la persona que lo hace, sólo usan las raíces latinas, ninguna otra. En latín paloma se dice columba, columbae, por lo que el hecho de matar una o varias palomas es un columbicidio y quien lo ejecuta es un columbicida. Para gatos es caticidio y caticida; para caballos, equicidio y equicida, y así sucesivamente.
Palabras compuestas
Esta salacuna en dos palabras es el producto de consultar el corruptor, perdón, el corrector de Word que no reconoce palabras compuestas. Salacuna es una palabra compuesta y no se escribe en dos palabras.

5 comentarios:

DeepField dijo...

"Salacuna" no aparece en el DRAE...

Abel Méndez dijo...

No todas las palabras compuestas y derivadas aparecen en el Diccionario. Yo aplico lo que he denominado como la jurisprudencia gramatiucal: lo que estáprobado en una prte lo está en condiciones similares. Carrobomba tampoco está en el Diccionario y no sólo esta aprobada universalmemente sino todos los daños que hace. Casaquinta tampoco aparece y, sin embargo, es ejemplo predilecto de gramáticos como don Andrés Bello.

DeepField dijo...

Estoy de acuerdo con usted en que salacuna pudo haberse escrito como palabra compuesta, pero no en que debió serlo, y sea un error escribirla separada.

Al respecto, y específicamente para el ejemplo de casaquinta, que usted cita, el DPD dice textualmente: "También puede escribirse en dos palabras: «Una confortable casa quinta en la pintoresca y fresca zona de Las Nubes»"

DeepField dijo...

Releyendo la entrada, se me ocurre una observación: las comillas son una especie de licencia para escribir palabras impropias o inventadas (DPD - comillas), y así evitarse el trabajo de buscar la palabra correcta.

Si el periodista se hubiera tomado el trabajo de consultar y escribir la palabra "columbicido", las comillas habrían sobrado. Es decir, el autor sabe que está inventando una palabra y aún así procede...

Abel Méndez dijo...

Esta observación sobre las comillas (que no deberían ser comillas sencillas, sino dobles o angulares) es acertada. Si el titulador hubiera conocido la regla morfológica correcta, no habría necesitado las comillas porque la palabra columbicidio está bien formada y es castiza aunque no aparezca en el Diccionario.