Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

domingo, 12 de julio de 2009

Vista de lince 73

Un editorial

Podría interpretarse que EL COLOMBIANO estaba en mora de publicar su opinión editorial sobre la reunión sostenida entre el Presidente Álvaro Uribe y su homólogo de Estados Unidos, Barack Obama. Ya hoy es jueves 2 de julio, y el encuentro entre los Jefes de Estado fue este lunes festivo, es decir el 29 del mes que acaba de terminar. ¡El mes pasado! ¡Cómo hace de tiempo!


Son tantos los hechos que suceden en un mismo instante en distintos rincones del planeta y es tal la avalancha de informaciones y hasta de opiniones, emitidas en una especie de "boca de urna", que consideramos mejor esperar. Es nuestra idiosincrasia.

En el siglo XXI, era de la aldea global, las informaciones disparadas como con "escopeta regadera" desde distintos rincones geográficos e ideológicos puede hacer que el simple y mortal ser humano acabe confundido y yendo como Vicente, "hacia donde va la gente".

En EL COLOMBIANO tratamos de analizar los temas, releerlos y leer, oírlos y volverlos a oír, ver a sus protagonistas y volverlos a ver, y hasta buscar los lenguajes cifrados, las anotaciones que parecen al margen, pero que pueden resultar tanto o más importantes que los comunicados oficiales, observar la comunicación no verbal y escuchar los silencios, que muchas veces son más elocuentes que las palabras. ¿O siempre?

Importantísimo, el espaldarazo de Obama al TLC entre su país y el nuestro. Estamos de acuerdo con su expresión según la cual un tratado de libre comercio tiene que ser bueno para ambas partes, un gana-gana, como bien lo dijo en su momento la embajadora Susan Schwab.

Importantísimo, que el Presidente de Estados Unidos haya reconocido los grandes avances de Colombia en materia de cumplimiento de los derechos humanos y de protección a los sindicalistas, y la corresponsabilidad de su país en la lucha contra todos los eslabones del tráfico de drogas.

Todo esto demuestra el éxito de la diplomacia y estudio serio del Presidente Uribe y su equipo de Gobierno, y el conocimiento que de Colombia tiene Barack Obama. Con razón, también hubo espaldarazo a la continuidad con ajustes del Plan Colombia.

Muchos medios nacionales e internacionales se quedaron en la repetición de la frase del Presidente Obama cuando puso como ejemplo a George Washington, quien dijo que dos periodos suyos como Presidente de Estados Unidos, bastaban.

Pero pocos destacaron y una gran mayoría ignoró que Barack Obama también dijo que cada país decide su esquema, según sus circunstancias.

Estados Unidos tiene una fuerte tradición democrática. Allá sí saben lo que es el Imperio de la Ley y la Gobernanza. No en vano la Constitución vigente data de 1787, es muy corta y se reduce a un marco con los principios fundamentales.

Es bueno recordar también que la reelección por un solo periodo consecutivo es muy reciente, si se piensa en una historia como nación independiente que se remonta a 1776. Fue en 1951 cuando su Congreso abolió la posibilidad de otros esquemas reeleccionistas.

En ese momento ya Estados Unidos había recuperado la estabilidad perdida desde la crisis de 1929, agravada por el ataque de Japón a la base de Pearl Harbor en lo que hoy es el estado de Hawaii, lo que marcó su participación directa en la Segunda Guerra Mundial.

Como quien dice, a Colombia le fue bien en Washington, a pesar de la diplomacia paralela de los malquerientes de Álvaro Uribe, entre quienes están no sólo la extrema izquierda colombiana y de ciertos vecinos, sino quienes intentan atravesársele al Presidente, sin pensar con sentido patriótico en el bien común y en la vigencia de unas políticas de Estado que trasciendan los gobiernos y generen un marco digno y libre para las futuras generaciones. Eso sería hacer verdadera POLÍTICA, así con mayúscula.




La cita en verde es un editorial del diario de mi ciudad, El Colombiano, Encontré en él demasiados errores lo que me lleva a dedicarle la presente columna de Vista de lince.

Mayúsculas

Siempre he oído decir que en los nombres de los cargos oficiales se escriben con mayúscula cuando no se encuentra el nombre del mandatario ni el lugar de donde se es mandatario o la dependencia del cargo. Llamemos ésta la norma popular que no contra dice la académica como lo veremos a continuación

La norma académica dice que no es obligatoria la mayúscula, pero que se acostumbra cuando el nombre del cargo o de la dependencia reemplaza el nombre propio del funcionario. Esta norma es tan aceptada que esa costumbre se vuelve obligación en la práctica.

Según esas dos normas veamos los siguientes ejemplos: El Presidente inauguró las obras de interconexión; El Gobernador se reunió con el secretario de Educación; El presidente de la República inauguró las obras de interconexión; El gobernador Luis Enrique Yáñez se reunió con el secretario de Educación, Alberto Quintero.

El primer presidente va con mayúscula porque no aparecen ni el nombre del funcionario ni el lugar donde ejerce; lo mismo ocurre con el primer gobernador, pero el secretario va con minúscula porque aparece el nombre de la dependencia; el segundo presidente va con minúscula porque aparece el nombre del funcionario y el secretario por la misma condición ya descrita y por el nombre.

A continuación les doy un artificio de mi autoría para aplicar la norma académica sin lugar a equivocaciones:

Como la norma dice que se puede usar mayúscula cuando el nombre del cargo reemplaza el nombre propio del funcionario, entonces la mejor forma de saber si lleva mayúscula o minúscula es poner el nombre propio de la persona y si la frase no pierde el sentido, se debe usar la mayúscula; si lo pierde, la minúscula

Ramiro Cardona inauguró las obras de interconexión; Luis Enrique Yáñez se reunió con Alberto Quintero de Educación, Ramiro Cardona de la República inauguró las obras de interconexión; Luis Enrique Yáñez Luis Enrique Yáñez se reunió con Alberto Quintero de Educación, Alberto Quintero.

Según lo enseñado, en las oraciones que aparece un nombre adicional o que no encaja tal como Alberto Quintero de Educación, o Ramiro Cardona de la República son aquellas que hemos puesto el nombre del cargo en minúscula, las que producen oraciones correctas, como Ramiro Cardona Inauguró y Luis Enrique Yáñez se reunió... son las que llevan el nombre del cargo en mayúscula. Practiquen y verán que no se equivocan.

Por tanto en la cita están mal (en orden de aparición): Presidente Álvaro Uribe por presidente Álvaro Uribe, Jefes de Estado por jefes de Estado, Presidente de Estados Unidos por presidente de Estados Unidos, Presidente Uribe por presidente Uribe, Presidente Obama por presidente Obama. Esta correcta donde dice atravesársele al Presidente.

Otras inconsistencias

«...y el encuentro de jefes de Estado fue este lunes festivo, es decir el 29 del mes que acaba de terminar. ¡El mes Pasado! ¡Cómo hace de tiempo!»

Pueden pensar que soy muy cositero por lo que voy a criticar a continuación:

Esa expresión en el 2 de julio, sólo tres días después del 29 de junio, de cómo hace de tiempo por pertenecer al mes pasado, suena como el famoso saludo de quien se encuentra el 1.° de enero con alguien de quien se había despedido el 31 de diciembre, sólo un día antes: “No te veía desde el año pasado”. A tales bromistas les cayo de perlas el 1.º de enero del 2001 cuando pudieron decir no sólo desde el año pasado sino desde el siglo pasado y, ¡oh suerte!, desde el milenio pasado. Como broma es comprensible queda fuera de contexto en la seriedad editorial del segundo diario de un país.

Los enclíticos

En las expresiones volverlos a oír y volverlos a a ver se comete un error del habla popular que transciende a muchas canciones y que consiste en poner el pronombre acusativo enclítico, los, en el verbo intransitivo auxiliar en vez de ponerlo en el transitivo correspondiente, en estos casos oír y ver, respectivamente, que son los que rigen los complementos directos que esos pronombres representan: En El Colombiano tratamos de analizar los temas, releerlos y leer, oírlos y volver a oírlos, ver a sus protagonistas y volver a verlos.

Dos más

Dos errores a adicionales encuentro mientras redacto: La frase ver sus protagonistas no lleva la preposición a por cuanto en este momento esos protagonistas no tienen nombre propio, pues se está hablando en un caso generalizado: cualquier protagonista que resulte en cada caso. Es como cuando digo busco un médico (el primero que encuentre) en contraposición de Busco a Un médico que dictó una conferencia la semana pasada sobre la gripa A1 (tiene nombre propio). El otro consiste en que no es releerlos y leer, sino leer y releerlos.

Modelo

Uno de los errores del habla que nos dejó el buen fútbol de la Selección Colombia en la década del 90 fue el uso de la palabra esquema por modelo (cliquearlas, por favor, para tener a la vista sus significados). Uno de los técnicos de aquella hazaña, que añoramos repetirla, siempre andaba con una pizarrita de acrílico haciendo dibujitos de las posiciones que deberían tomar sus pupilos según los casos determinados, esos esquemas se convertían en los modelos que ellos deberían seguir. Allí quedaron trastocados los significados DE modelo y esquema. Con las definiciones a la vista observemos que ninguna de las tres acepciones de la palabra esquema coinciden con el concepto de lo que en el editorial se quiere decir, pero sí la primera acepción de la palabra modelo.

Mayúsculas, nuevamente

Por último, no considero estético usar la mayúscula sostenida para dar énfasis a un concepto, política, en este caso. Yo habría dicho en aposición: en su significado de regir los destinos de un pueblo.

País invitado: China


Esta nueva sección en Vista de lince me obliga a buscar un gazapo en algún periódico en español de los países donde el mapa de control me muestra que han abierto El Blog de Don Abel. Lo haré valiéndome del azar, a menos que haya alguna colaboración de un lector extranjero y que valga la pena comentarla. Estreno con Diario del Pueblo de China

«Airbus A320 tiene aterrizaje de emergencia en Islas Canarias». Diario del Pueblo, China 09-07-10.

Me late (como dicen en México, aunque el Diccionario dice que son los venezolanos los que dicen así) que la oraciòn de la que tradujeron al español venía en inglés por la presencia del verbo tener. En Español decimos más corto y más lógico: Airbus A320 aterriza de emergencia en Islas Canarias.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Don Abel, cuando usted escribe "es un editorial del diario de mi ciudad, El Colombiano", da la impresión de que El Colombiano es el único diario de esa ciudad.

Felipe Chavez G. dijo...

1. Lo de la mayúscula para esos cargos al lado del nombre propio ¿Será algo diferente a la lambonería?

2. ¿En serio creés que El Colombiano es el segundo diario del país como quienes creen que el pais tiene el segundo himno mas bonito del mundo?

3. gracias por la enseñanza

Anónimo dijo...

Yo no soy don Abel, pero respondo el señor Felipe Chávez:

1. Sí, es algo diferente, es una norma de la Real Academia Española.

2. Sí, El Colombiano es el segundo diario del País. No se trata de creer o no creer. Consulte el Estudio General de Medios, aquí: http://www.contratos.gov.co/archivospuc1/2008/DA/205001001/08-12-61762/DA_PROCESO_08-12-61762_205001001_545887.pdf

3. Con mucho gusto.