Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Vista de lince 118

Lo que pasa cuando el titulador y el redactor son personas diferentes
Ante todo, al igual que todos los habitantes del valle del Porce (Valle de Aburrá), me siento orgulloso de los 15 años de nuestro metro. Para los dirigentes de tan magna obra: para los que la construyeron y para los que la operan, mantienen y expanden una humilde voz de apoyo desde esta tribuna de don Abel.
Mi alegría y mi satisfacción no obnubilan mi vista de lince para detectar lo que se pudo evitar previamente. Uno de los artículos de una separata del primer diario de mi ciudad pretendía exaltar la labor de los dirigentes durante  estos quince años:
Esto dijo la periodista:


Eso es cierto.
Esto dijo el titulador o, mejor, esto le hizo decir al gerente del metro:



Eso es falso
¿Qué dijo la periodista?
La periodista dijo que el metro de Medellín es el único metro del país. Eso es cierto.
¿Qué entiende la gente que dijo el gerente?, que no lo dijo, se lo hicieron decir.
La gente entiende que el gerente dijo que el metro de Medellín es el único sistema de transporte masivo del país. Eso es falso.
Después, rasgadura de vestiduras diciendo que el resto del país no nos quieren a los paisas. Pues claro, haciendo decir semejantes barbaridades a nuestros dirigentes. Se supone aquí que el gerente de nuestro metro desconoce la labor de Transmilenio de Bogotá, Megabús de Pereira, MIO de Cali, Metrolínea de  Bucaramanga y Transmetro de Barranquilla, sitemas de transporte masivo en operación que no son metros, pero sí sistemas de transporte masivo y muy buenos (conozco los dos primeros). También "ignora" el gerente los sitemas Metroplús de Medellín, Transcaribe de Cartagena, y Metrobús de Cúcuta, que están en diferentes etapas de proyecto y ejecución de obras.
Les dejo un enlace para ilustración de lo dicho:
Los datos
Tuve que reflexionar bastante acerca de dos de los datos (que no cifras) que encuentro en este cuadro: el primero de la columna izquierda y el tercero de la derecha.


No daba con el significado de "tiquetes" del primero contra el de "pasajeros" del segundo, hasta cuando me di cuenta de que el número de pasajeros era la mitad del de tiquetes; bueno, casi, porque hubo que ajustar con medio pasajero hipotético para que no quedara una pasajero partido por la mitad.
Ahí fue donde la puerca torció el rabo, comprendí que el autor del cuadro supuso que los pasajeros de ida eran los mismos de venida y no hay tal. Puedo llenar esta entrada de circunstancias por las que las que un pasajero no consuma exactamente dos tiquetes al día. Puede ser uno porque se fue y no volvió o se regresó en otro medio de transporte. Pueden ser muchos porque durante el día utilizó muchas veces el servicio y terminaron contando un pasajero por cada dos veces que usó el sistema. Para muchos, me incluyo, el metro es una de nuestras herramientas de trabajo. Considero que la medida importante es tiquetes y no pasajeros.