Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 26 de marzo de 2012

Calixto 6

Sección dedicada al clero, a las comunidades religiosas, a las comunidades eclesiales y a las comunidades pastorales.


Ad maiorem Dei Gloriam

El Padre David


El padre David Kapkin murió en la madrugada del viernes 16 de marzo, sin embargo, sus cadáver apenas fue encontrado por un sobrino en la mañana del sábado a instancias de una feligresa de la última parroquia que regentó, pues lo tenía invitado a almorzar el sábado 17 y no había respondido las llamadas telefónicas.

Me extrañó sobremanera que en los diarios de Medellín no apareciera el domingo ni una sola nota que relatara el hecho, ni una invitación a sus exequias que serían en la última parroquia que regentó hasta finales del año pasado, toda vez que el sacerdote era una persona demasiado conocida en el campo religioso e intelectual, no sólo de la ciudad, sino del país y hasta del mundo católico.

Eso lo demuestra la cantidad de páginas webs que Google arroja al cliquear el nombre del padre David Kapkin (cliquear).

Movido por esa extrañeza envié este mensaje a varios amigos:

Queridos amigos:

No sé si me trajeron un periódico viejo, pero no salgo de mi estupor comprobar que al Diario leer de los Antioqueños no le mereció ni una nota de relleno el deceso de uno de los intelectuales más importantes de nuestra ciudad. el padre David Kapkin (q. e. p. d.).

He repasado una y otra vez mi periódico con el fin de no estar equivocado y aparecer como injusto este reclamo.

Escritor prolífico acerca de temas teológicos y religiosos, una de las personas más versadas, si no la más, en nuestro país sobre Sagradas Escrituras.

Fundador y director de las Escuelas Biblicas Jeshuá.

Formador de sacerdotes, pues todos los sacerdotes jóvenes de nuestra arquidiócesis pasaron por sus cátedras.

Caritativo hasta el extremo pues era frecuente que nos llevara a la parroquia de Nuestra Señora de Fátima, la última parroquia que dirigió, seminaristas pobres que con artesanías y cosas similares se sostenían sus estudios.

Tolerante con los niños, los que una vez terminada la Eucaristía iniciban desde las bancas veloces carreras hacia la sacristía para hacer la fila en la que les repartía recortes de hostia con las que les llenaba las pequeñas manos.

En los últimos años, una perra callejera, alimentada por mi hermana y por los vecinos del frente tomó la costumbre de ir a la misa por él celebrada y se echaba muy oronda entre las primeras bancas y el presbiterio. Alguna vez que alguien la quiso sacar, le pidió que no lo hiciera pues si ella se sentía a gusto escuchando la misa, también tenía derecho.

Siempre daba la Eucaristía con una sonrisa en los labios y era costumbre que a una que otra persona le dijera alguna frase en vez de la fórmula «Cristo Pan de Vida». A mí, por ejemplo, algunas veces que fui a la Parroquia, pues desde hace mucho tiempo no es mi parroquia habitual me daba la comunión con esta frase: «A tu mamá no la puedo olvidar, hizo mucho por esta parroquia».

El único defecto que tenía era ser hincha del Deportivo Independiente Medellín, lo que lo obligaba a procurase temprano en los clásicos y finales importantes un cura que lo reemplazara, mientras él, cojín rojiazul en mano, se iba a hacer la ahora peligrosa fila de entrada al Atanasio.

Gabriel Escobar Gaviria

Recibí estas respuestas:

1.

Querido Gabriel:

Gracias por regalarnos esta semblanza breve y profunda del padre David Kapkin. ¡Qué hermosa manera de iniciar el domingo día de san José!

Como puedes imaginártelo, no tuve la dicha de conocerlo. Ni siquiera sabía de él. Pero esta nota tuya me lo ha descrito de una manera tan clara que siento que lo hubiera conocido. Por lo menos, me ha llegado el mensaje de su vida. Me siento alimentado.

Una persona que sea capaz de amar a los niños, preocuparse por la formación de las nuevas generaciones, en este caso la de sacerdotes, permitirle a una perrita estar cómoda en la presencia de su Creador y amar a su equipo del alma hasta el punto de delegar las otras obligaciones para ir a vivirlo en el estadio tuvo que ser alguien esencialmente bueno. Y también lo fue si tú lo dices.

Abrazos

Luis

2.

Fufo, tenés toda la razón en tu reclamo. De veras es una vergüenza de ciudad, de medios, de Iglesia, ¡de todo! No hay palabras para calificar esta infamia con la memoria de esta eminencia, aunque fuera hinca del DIM. Algo se debe hacer. Mové todas tus influencias y decime en qué puedo ayudar.

Apenas vengo a reaccionar porque estaba fuera de Medallo.

José

3.

Hola Gabriel, tu mensaje es una semblanza exacta del reverendo padre David. Los diarios de Medellín, venden más con las noticias sensacionalistas y politiqueras; se olvidan resaltar a las personas que han forjado valores éticos, morales y que calladamente trataron de mostrar el camino del bien a una sociedad cada vez más en decadencia.

Dios te Bendiga.

Magú

4.

Descanse en Paz el padre David Kapkin ojalá se le reconozca su trayectoria. Sin embargo, si aquí en la tierra no sucediere de seguro está en el Reino de los Cielos por sus méritos.

Elvia Alcalá

5.

Hola Gabriel.

Me quise cerciorar, y efectivamente ni una línea de la muerte del Padre Kapkin. Ni EL COLOMBIANO ni EL MUNDO.

Tampoco, ningún aviso fúnebre. Todo un silencio sepulcral. Pero como bien lo dijiste, las exequias estuvieron bastante concurridas.

P. D. Al menos, al padre Kapkin le tocó ver al DIM ganador del último clásico ante Nacional.

Cordial saludo,

RDB

6.

Gabriel:

Vine a saber su muerte escuchando a Oscar Henao en "Jesuá, la voz de Jesucristo". Me impactó porque lo escuchaba mucho en sus comentarios bíblicos, conocía sus grandes valores y alguna vez quise ir a alguna de sus conferencias. Lo escuché mucho en la radio. Cuando era niño, recuerdo que vivía al frente de una tía mía en Laureles. Me imagino que no se publicó su deceso porque creo que fue esta mañana.

P. Luis Fernando

7.

Ojala tenga eco tu reclamo, tanto en los medios seculares como eclesiales

Nuestro Señor le tenga ya a su lado

Gus

El domingo fueron sus exequias en la Iglesia de Nuestra Señora de Fátima presididas por el Arzobispo de Medellín y la Eucaristía concelebrada por el Arzobispo, uno de los obispos auxiliares, un obispo emérito y cerca de cien sacerdotes de la Arquidiócesis.

Las fotografías que acompaño sólo son para demostrar lo colmado que estaba el templo, pues nada de artístico tienen porque sólo logré moverme una vez para cambiar de puesto, cuando se repartió la Sagrada Eucaristía. Ni en el puesto que estaba antes ni en el que quedé después podía moverme para ningún sitio por la cantidad de gente que asistió a las honras fúnebres.



En esta foto se alcanza a ver el aguacero
que caía y cómo la gente permanecía
sin poder entrar y se cubrían con paraguas.


Nuestra Señora de Fátima y los tres pastorcitos.








Este hecho también fue ignorado por la prensa local.

El sábado 24 de apareció en El Colombiano la columna habitual del periodista Ernesto Ochoa Moreno y fue la primera muestra de ese diario que da cuenta del personaje desaparecido



Ernesto Ochoa Moreno

DAVID KAPKIN, IN MEMORIAM

Por ERNESTO OCHOA | Publicado el 24 de marzo de 2012
El viernes de la semana pasada falleció el padre David Kapkin Ruiz , reconocido biblista, de amplia trayectoria pastoral y docente en la arquidiócesis de Medellín, autor de varios libros de exégesis neotestamentaria e incansable difusor por radio de la Sagrada Escritura. En recuerdo y homenaje, rescato algunos apartes del comentario que escribí en 2001 sobre su obra "1 Corintios, una Iglesia inquieta".

La primera carta de San Pablo a los Corintios, escrita al empezar la segunda mitad del primer siglo del cristianismo, encaja exactamente, dos mil años después, en las preocupaciones y desafíos de la iglesia que nace al tercer milenio. Y no sólo en los términos vagos y lejanos de una iglesia teórica, sino en la concreción eclesial del aquí y ahora de una iglesia particular como la de Colombia, como la de Medellín, para no ir muy lejos. Iglesias inquietas, como la del puerto griego que conoció los desvelos apostólicos del apóstol de los gentiles.

Es un menú denso y sustancioso el que ofrece la obra, que se va saboreando en el comentario del ilustre biblista antioqueño, pero que también exige ser masticado con lentitud y digerido sin precipitaciones.

Como en sus dos obras anteriores ("Marcos: Historia del Hijo de Dios" y "1 y 2 Tesalonicenses: Ya viene el Señor"), también de recomendada lectura, el libro es el fruto del programa radial Escuela Bíblica, que orientó el autor en la emisora Minuto de Dios. El esquema es el mismo en los tres libros. Tras los antecedentes, que ubican al lector en el momento y las circunstancias históricas de Pablo y de la Iglesia naciente en que fue escrito el texto bíblico, y una estructuración de la carta, que da una visión esquemática de los apartes temáticos sobre los que girará el comentario, éste se estructura a su vez en tres grandes bloques: contexto, exégesis, temas y aplicaciones.

Desde nuestra preocupación de miembros inquietos de una iglesia inquieta, vale la pena destacar las referencias que el P. Kapkin hace en "Temas y aplicaciones", de muchos aspectos de la candente problemática eclesial y eclesiástica que agobia hoy a muchos católicos. Con delicadeza pastoral, pero con una gran franqueza frente a posturas institucionales y apoyado en un sesudo bagaje teológico, el autor plantea análisis y posiciones sobre múltiples temas, como el celibato, la moral católica frente a la sexualidad, la situación de los católicos divorciados, por poner sólo unos ejemplos, o también la experiencia mística, la eucaristía y las desigualdades sociales, los carismas, etc.

Para quienes lo conocimos, duele la muerte del padre Kapkin, quien ya goza de Dios.

Descanse en paz.

Laus Deo Virginique Matri

2 comentarios:

rvdrhayr dijo...

Ernesto Ochoa, Henao, Gabriel Escobar gracias por sus notas.
SE FUE EN AMISTAD CON DIOS, VIVIÓ PARA EL SEÑOR, PARA GLORIA DE DIOS. EN VERDAD TE DIGO HOY: ESTARÁS CONMIGO EN EL PARAÍSO. ALGUNA VEZ, CUANDO SEA, ESTARÁS CONMIGO, EN LA RESURRECCIÓN FINAL.Catequesis sencilla Cristiana.
En lo bíblico exegético obedeció a la pronunciación y sentido ya existentes.LA REALIDAD SIMBOLIZADA EN LAS ESCRITURAS ES DEMASIADO GRANDE, PARA PALABRAS HUMANAS.No ignorar la tradición y principios exegéticos. Docencia de David desde su vivencia de AMOR y FE recreo.
No claridad, no exactitud grave a combatir.
Desde textos originales VIVENCIAS TRANSMITIENDO Y RETRANSMITIENDO SEGURIDAD.
LOS PROFETAS PREDICAN ACCIÓN E INSTRUYEN PARA LA ACCIÓN. SU VIVENCIA NO TAUTOLOGÍA conceptual, que no supera la pregunta, regresando al punto de no haber dicho gran cosa.
En David la biblia ha de tener valor realizable.Comparte con creyentes razonamiento de la esperanza, razonando la esperanza, desde la creencia pensada y el pensamiento creyendo.
Los que estudiamos con David en UPB y los que le conocimos como rector en el seminario mayor te decimos q.e.p.d maestro./rvdrhayr/Episcopal Church Diocese of Long Island NY,US./PR.

sol bia Contigo dijo...

Han pasado cuatro años y ayer lo estaba recordando porque lo extraño mucho. Fui su seguidora porque veia en el un auténtico pastor humilde y brillante. Recuerdo un comentario bajo del rector de un colegio católico y pontificio y bolivariano de esa época sobre él, que denotaba una envidia pulsante y unos celos atroces.
No me enteré de su partida sino hasta un mes después, gracias al silencio de los medios, ahora salgo a buscarlo y me encuentro con este blogg y le hago un homenaje tardio confiando que en la atemporalidad de la existencia le llegará mi mensaje agradecido.
Padre Kapkin, mejor así, ignorado, humillado y sin homenajes, Eso demostró que estabas en lo cierto y qué no querian que siguieras ampliando nuestro entendimiento, nunca habia escuchado una exégesis sobre la hemorroisa tan hermosa y que reivindicara tan bien el papel de Jesús con las mujeres.
También me hizo un milagro el dia que cumplí aniversario de bodas y fuimos a celebrar con él sin haber separado la misa, de vuelta a la casa nos escapamos de una situación muy desagradable.
Lo extraño, claro que en la emisora 1530 am, lo siguen programando, lástima que vendan tan caros los CD que deberian ser eternamente propagados. Gracias padre Kapkin, gracias Siempre por su palabra amorosamente reveladora.