Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

domingo, 28 de julio de 2013

Vista de lince 165

El signo de porcentaje


El signo de porcentaje, según la nueva Ortografía 2010, se escribe separado de la cifra. El ejemplo que precede y el que sigue son tomados de un mismo medio, pero en días diferentes. Podemos observar que en el primero, tanto el texto como el dibujo, están errados, no están de acuerdo con la nueva norma, en el segundo está bien  el dibujo, mas no el texto. Quien escribe el texto no es el mismo que hace el dibujo, por tanto, en estos dos ejemplos de cuatro personas posibles que intervinieron en ellos, tres desconocen la norma nueva, sólo uno la conoce.


El falso plural


El numeral «un millón», aunque en aparente singular, es un concepto plural como todos los numerales que le siguen a uno. Nadie dice «cincuenta jóvenes espera al papa», sino «cincuenta jóvenes esperan al papa» aunque el numeral «cincuenta» esté en singular. Por tanto, la concordancia es plural: «Un millón de jóvenes esperan al papa».

Es de observar la minúscula de la palabra «papa» como todos los nombres de los cargos.



Este caso es parecido al anterior, pero no es igual. Se refiere a la concordancia de sustantivos colectivos cuando la acción del verbo es ejecutada en forma independiente por cada uno de los elementos del colectivo. Aquí, por ejemplo cada persona que conforma ese 62 % cree que a corrupción en el sector público es grave independientemente de lo que crean los demás, la concordancia debe ser en plural: «62 % creen...». Sin embargo la Real Academia española decidió aprobar la concordancia en singular, como lo muestra el recorte, debido al uso generalizado entre mucha parte de la población hispanohablante.

Como a veces es difícil convencer a los que se aferran a una manera de hablar, pongo este ejemplo: «El 62 % de mis condiscípulos es mujer». ¿Cierto que disuena?

Acrónimo



Un acrónimo es una palabra que se forma con partes de otras y que sirve para dar nombre a empresas, programas de trabajo, procedimientos científicos, ciudades y cuanta cosa uno se pueda imaginar. Un acrónimo lo puede inventar cualquiera y el inventor debe demostrar su propiedad mediante registros comerciales, notariales o patentes.

En español los acrónimos son palabras y como tales deben guardar todas las normas morfológicas. Hoy en día a los acrónimos no les ponen la atención de antes quizás porque en inglés no tienen nuestras reglas. 

Por ejemplo en el acrónimo mostrado se saltan dos reglas:

1. Las palabras en español no tienen mayúsculas intermedias.

2. Las palabras compuestas en español se acentúan en el último componente.

Así las cosas, el nombre de la marca descrita debe ser Asisea y no como aparece en los recortes.

Eso no es un capricho, si observamos los acrónimos inventados en Colombia por la mitad del siglo XX, ninguno se salta esas dos normas:   Tejicóndor (Tejidos El Cóndor), Indulana (Industria de la lana), Everfit (actónimo en español con dos palabras inglesas: «ever» y «fit», 'siempre listo', su lema), Inravisión (Instituto Nacional de Radio y Televisión).

Ahora, el descuido como el mostrado en este ejemplo unas veces es la falta de tilde y otras, las tales mayúsculas intermedias. Me tocó luchar, y gané, en contra de las mayúsculas intermedias de Teleantioquia y Telemedellín, pero no pude contra la de Transmilenio (la eme). He logrado la tilde de Sisbén, Federacafé, Megabús, Metroplús, pero no he podido con la de Turibús. En los centros comerciales de mi ciudad hay un almacén de zapatos que lo llaman Alpie. Algunas veces he entrado y hago la pregunta tonta:

—¿Éste es el almacén Alpie?

—No, es Alpié —me corrigen.

Salgo, miro el letrero, entro y comento:

—Ah, pero se les borró la tilde.

Mientras elos dependientes se ríen de mi ingenuidad pregunto por el artículo que deseo comprar.




Mayúsculas que no lo son


El «producto interno bruto» no es un nombre propio, es como si yo hablando de mi sueldo pusiera esta palabra con mayúscula. La dificultad radica en que como el producto interno bruto se conoce más por su sigla, PIB, que debe ser en mayúsculas  los usuarios quedan con la idea de que debe ser con mayúsculas. Lo mismo sucede con las expresiones «certificado de depósito a término, CDT», «organizaciones no gubernamentales, ONG»  y muchas más.