Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 22 de junio de 2015

Gazapera 150604

La malsonancia

«La expresión «la árbitra», con artículo femenino, es la adecuada, y no la árbitro ni el árbitro».
El árbitra
Insiste la Fundéu, Fundación del Español Urgente, entidad con excelente respetabilidad y credibilidad, en que la forma adecuada para llamar a la mujer que arbitra un partido de fútbol o cualquier otra cosa es «la árbitra». Estoy de acuerdo con la Fundéu en que las formas «la árbitro» y «el árbitro» son inadecuadas como inadecuadas son «la juez», «la concejal», «la coronel» aunque estén aprobadas.
 
El único argumento que ha esbozado la entidad lingüística es la malsonancia del conjunto «el árbitra». ¿Quién que en público se haya atrevido a decir «la agua» o «la águila» (hasta el corrector de Word me los corrigió) no ha sido abucheado por compañeros y profesores con el argumento de que esas expresiones son malsonantes e incorrectas? Aquélla es malsonante si cumple la norma, y éstas, si la incumplen. La malsonancia, entonces, es relativa. 
 
Las sacerdotisas
Cuando empezaron a salir de las universidades médicas, abogadas e ingenieras eran nombradas en masculino porque en femenino eran malsonantes. Hoy en día son malsonantes si se las llama en masculino. Las poetisas, las sacerdotisas de la Iglesia anglicana y algunas disidentes de la Iglesia romana rechazan sus femeninos por malsonantes (las poetisas agregan el argumento de la denigración). 

Como defensor de la «jurisprudencia» gramatical, me parece un desastre abrir la puerta para utilizar la forma «la» ante sustantivos que empiecen por «a» tónica. El uso hace perder la malsonancia y dentro de una o dos generaciones al decir «la agua» ni el corrector de Word se mosqueará.
 
Cuando se empezó a decir «gerenta» y «presidenta» también fueron calificadas de malsonantes, hoy en día son normales. Así, cuando me preguntan por qué no se dice «estudianta» ni «adolescenta», mi respuesta es: «Úselas y llegarán al Diccionario». Cuando me preguntan por qué no se dice «periodisto» ni «ciclisto», digo: «Ya existe “modisto” eso da curso a cualquier “-isto” que usted proponga».