Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 13 de septiembre de 2010

Vista de lince 109

De primera
El primer diario de mi ciudad está sufriendo una mayusculitis crónica, y nada que llaman al médico que hasta gratis les va. Allá ellos. Si ustedes, amables lectores, abren el Depedé, Diccionario panhispánico de dudas, en la entrada mayúsculas se toparán con el más completo tratado de uso de las mayúsculas que haya salido en nuestra lengua.
–¿Qué ya he dicho eso varias veces?
–¡Qué importa? ¿No ven que hay gente nueva, que me estaban esperando después de que me perdí casi un mes completico. Aunque había pedido disculpas vinieron a esperarme a pesar de haberles incumplido de nuevo? Procuraré que esta vez sí sea en serio el propósito de la enmienda.
Íbamos en el mejor tratado de mayúsculas. Si lo abren (ahora sí, por favor ábranlo que ahí está el enlace, no vayan a decir link) busquen, si son tan amables, las normas 4.31. y 6.9. y léanlas mientras me termino de tomar este cafecito.
Observen que la norma 4.31. no es obligatoria, entonces no hay por qué preocuparnos si en un titular aparece El presidente inauguró la obra. Como estamos acostumbrados a esa mayúscula, nuestro escrito puede perder elegancia sin ella, y ¡qué pena! con el Presidente y con el ministro de la Defensa.
–¿Se dieron cuenta de que Presidente está con mayúscula y ministro con minúscula? El truquito es muy sencillo reemplacemos las palabras presidente y ministro (incluyendo los artículos) por los nombres propios de los funcionarios: y qué pena con Juan Manuel Santos y con Rodrigo Rivera de la Defensa. Como ven, el primero quedó perfecto, pero al segundo le sobra algo. Eso significa que el primero está reemplazando el nombre propio del funcionario, pero el segundo no. Si vieron qué fácil salir de esa angustia de “¿le pongo mayúscula o no le pongo?”
Con esa base miremos esta foto de primera página de El Colombiano (10-08-18):


El periodista está diciendo que Juan Manuel no va a nombrar un comisionado, y hasta le está poniendo artículo indefinido. Si no van a nombrar, la palabra comisionado no tiene nombre propio para reemplazar y va con minúscula.
Antes de pasar a la otra foto apliquemos el truco del reemplazo a la palabra presidente de la primera y vemos que está en la minúscula correcta
Ahora sí miremos la segunda foto de la misma primera página:


La palabra presidente no pasa la prueba del reemplazo, como ya lo hemos visto dos veces. El adjetivo primero, no es palabra de dignidad en este caso y va con minúscula, de la palabra mandatario le dudo mucho de la dignidad, pues Juan Manuel no hizo campaña para ser mandatario, sino presidente con lo que la palabra viene a ser común a todos los mandatarios de los cuales Juan Manuel es el primero. Y supongamos que fuera palabra de dignidad, al perder el adjetivo la mayúscula, mandatario no pasaría la prueba del reemplazo.
Más sobre mayúsculas
Como ya tenemos el enlace tan lejos lo vuelvo a poner: mayúsculas.
Ahora lean, por favor. las normas 4.4. y 4.5.


Eso está muy claro, y es repetición, pero si alguno necesita explicación adicional, no dude ponerla en observaciones de esta entrada o escribirla a tiromalo@gmail.com. Por lo tanto, Capturado alias la “Araña”; El “Cebollero” preso por documentos falsos; alias el “cebollero”. Por razones de tiempo de este servidor y no por razones de espacio, pues aquí tenemos todo el que necesitemos, dejo para la Vista de lince 110 una explicación sobre las comillas. Volverán a aparecer estas dos fotos de este apartado. Anticipo esto para que apenas las vean no piensen que don Abel se equivocó y repitió entrada.
De recorrido por las aulas
Anticipo que este apartado no pretende hablar mal de las instituciones educativas ni desacreditarlas. Es lastimoso, y lo dije muchas veces desde la Cátedra Vista de lince de El Colombiano, y muchas veces lo he dicho en la de El Diario del Otún, ver que las instituciones educativas, que deben dar ejemplo, participan del descuido generalizado de las páginas webs. Entonces cuando yo detecto errores en ellas los rectores deben pellizcarse y mirar qué está pasando.
Si yo voy por la calle, rumbo a una conferencia y alguien me dice “Señor, si viera cómo tiene le pantalón de sucio por detrás”. Yo no voy a pensar que me está desacreditando, sino que aunque los que estén cerca se hayan dado cuenta de la alarma, me evita un oso mayor en la conferencia. Tomo un taxi y me devuelvo para la casa a cambiarme el vestido.
Hoy visité la Corporación Universitaria Remington
Veamos primero el arte del publicista en el folleto de El Colombiano. Sólo seis cosas parecen faltarle al publicista en las direcciones:

Poner dos puntos después de Sede universitaria
La palabra calle no lleva mayúscula (ver mayúsculas norma, 4.10.).
La abreviatura de número no es No., sino n.°.
Poner una coma después de la dirección.
poner parque de Berrío en vez de Parque Berrío (norma 4.10.).
Sede universitaria: calle 51 n.° 51-27, parque de Berrío
Página web
«La corporación Universitaria Rémington esta ubicada en todo el corazón del centro de la ciudad de Medellín, en el Parque Berrio en toda la estación del metro . Allí se accede a un Campus Universitario de 23 pisos que recoge un ambiente académico del centro de la Ciudad». (Página web completa)
Éste es el primer párrafo de página web:
El nombre de la Universidad debe llevar mayúscula: Corporación Universitaria Remington.
Falta la tilde de la inflexión verbal está
Eso de “en todo el corazón del centro de la ciudad” suena como a toda la mitad del medio queda mejor como está en el lema (mirar la foto del arte): La mejor ubicada en el corazón de Medellín en el parque de Berrío.
Eso de “en toda la estación del metro” sí es como para pasar agachadito: uso mucho esa estación y nunca me ha tocado clase.
Después de la palabra metro hay un punto con ganas de escaparse.
Creo que queda mejor Por allí se accede a un campus universitario… (la preposición y las minúsculas).
También paso agachadito por “el ambiente académico del parque de Berrío”.
Por último para dejarlos tranquilos, por ahora, la palabra ciudad va con minúscula (norma 4.10.),