Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 5 de agosto de 2011

Vista de lince 131

Between! Drink a chair!

El título de este apartado es el final de un viejo y mal cuento, según el cual un acaudalado empresario debía recibir a un asesor gringo para un montaje nuevo en su empresa. El hombre se hizo a un diccionario bilingüe para decirle al asesor cortésmente en su idioma «¡Entre! ¡Tome asiento!» El resultado, como ven, fue desastroso.



Lo mismo les pasó a los diseñadores de la valla con cuyas fotos ilustro este primer apartado; y no sólo a los diseñadores, sino a los que aprobaron la frase, a los que contrataron al pintor, al pintor, a los que ordenaron la partida presupuestaria, al interventor que recibió el adefesio y, más que todo, a Unicentro y a la Alcaldía de Medellín, la más educada, responsables de semejante dislate.

No me canso de repetir mi eterna pregunta: «¿Por cuántos escritorios con diploma pasaría esa frase sin que se dieran cuenta de los errores tan garrafales que hay en ella?».

Veamos:

1 Aparecen en ella dos signos de admiración: uno de cierre al abrir y uno de apertura al cerrar, es decir, los signos están al revés.

2 En inglés las exclamaciones sólo tienen un signo de cierre, no existe el signo de apertura ni para la exclamación ni para la interrogación.

3 No me considero un crítico de frases en inglés, mi inglés no es bueno; pero recuerdo que todos mis profesores en bachillerato y en la universidad me enseñaron que las palabras «house» y «home» no son sinónimas: mientras la primera significa 'casa' en el sentido del edificio real, la segunda significa 'casa´' en el sentido de hogar, familia, etc.

Si a un amigo que llega a mi casa, le digo: «Estás en tu casa» es lógico que no me refiero al edificio, de pronto me apara la caña y me desaloja, pero expreso el deseo de que mientras esté en mi casa se sienta como si estuviera en su propio hogar con su familia. La palabra que se debe usar en inglés para ese concepto es «home», no «house»

Para acabar de ajustar ponen la valla a todo el frente de un prestigioso centro educativo como lo es la Universidad Pontificia Bolivariana. ¿Qué pensarán los profes de inglés que la han visto?

Una frase sencilla que usan en el país del Norte es Welcome home! ‘¡Bienvenido a casa!’. Habríamos quedado como príncipes.

¡Vaya, qué valla!

¿Cerro Nutibara cerro?


Ésta es otra de la Alcaldía.

Infinidad de veces hemos dicho que los nombres específicos de los accidentes geográficos no son parte del nombre propio de cada accidente y van con minúscula. En la parte española del aviso debe decir «Ingreso al cerro Nutibara» y al traducir al inglés: «Entrance to Nutibara hill» y no como quedó «Entrada al Cerro Nutibara cerro».