Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

miércoles, 25 de febrero de 2009

Vista de lince 59

El verbo apostar
Cuando un periodista tiene una ocurrencia idiomática los demás corren a copiarla hasta el cansancio.

El verbo apostar es una de ellas. No voy a explicar su significado porque todos lo conocemos muy bien. ¿Quién no ha apostado desde el colegio hasta la empresa en cualquier discusión la plata de las onces o del algo como decimos los paisas? ¿Quién no ha apostado una carrera de aquí a la esquina. Existen también las casas de apuestas, los casinos, los hipódromos donde se apuesta a los caballos y las galleras, donde se apuesta a los gallos. Todos conocemos esos usos del verbo apostar y hasta me habría salido más corto dar el significado que haberme extendido en esta verborrea sobre situaciones evidentes.

Pero a algún periodista hace unos diez o doce años se le ocurrió usar ese verbo cuando a algún funcionario importante se le ocurrió apoyar alguna campaña o impulsar algún proyecto o iniciar una obra gubernamental temeraria. Desde ahí, como decía el ingeniero Roberto Cadavid Misas, Argos; se regó como verdolaga en playa.


Ya nadie apoya, impulsa, inicia una acción de Gobierno. No: sencillamente apuestan. Algunos cuando están algo cansados de apostar, apuntan como se ve en el segundo ejemplo gráfico. En el que se encuentra además el superfamoso gazapo campeón: Debe ser: Les apuntan a los nacionales.

Esto hasta aquí lo he repetido hasta el cansancio y lo han repetido otros colegas. Aunque me contradigan algunos, me parece que el verbo apostar se les convierte a esos tales en una muletilla por lo repetitivo, por la escasez de imaginación para usar el verbo correcto.

Se está agravando tanto la costumbre que presento las tres siguientes fotografías como lo máximo del problema, hasta ahora: ¿Qué seguirá después?



En las anteriores fotografías se trata de una reunión en la que se hablaba de uno de los proyectos en los cuales participaría el Municipio de Medellín, el Alcalde anunció que la partida correspondiente ya estaba aprobada y al periodista se le ocurrió que no sólo había apostado, sino que había puesto el case. ¡Qué imaginación tan pobre!






La otra se refiere a una carta que el ex gobernador de Antioquia y posible precandidato a la Presidencia de la República por el Partido Liberal Colombiano, Aníbal Gaviria Correa, le dirige al presidente de la Dirección Liberal Nacional, César Gaviria Trujillo. En ella expone las ideas que quiere impulsar dentro de la Dirección mencionada. Establece que apoyaría listas a las corporaciones públicas que contuvieran un 50 % de mujeres y un50 % de jóvenes. Observen el título que imaginó el periodista. No pudo ser más desastroso. También comete el archimanoseado gazapo campeón. Debe ser Les apuesta.

Ojo con los matemáticos despistados que podrían concluir que los viejitos varones estaríamos excluidos de esas listas; pues no, porque el conjunto de mujeres puede tener intersección con el conjunto de jóvenes. El número de elementos comunes a ambos conjuntos sería el número de renglones que nos corresponderían a los viejitos. Hasta yo puedo ir a hacer fila a una lista de ésas.

Más barato por cuotas




Cómo les parece la rebajita de sólo el 80,1% y en Éxito de La Colina en Bogotá donde me está colaborando mi amigo Javier Ernesto Burbano Sandoval. Él me dio autorización para poner el enlace del álbum completo.

Además en su blog nos cuenta la historia de esas fotos

Vamos a ver quién gana






Simpático este letrero que encontré en una venta de avena cubana (muy rica) en el Carrefour de Las Vegas en Medellín.

Me asaltan las siguientes dudas.

1.° Para saber que no me van a dar el tiquete (¿de dónde sacarían esa palabra dizque tickete?) tengo que haber pagado.

2.° ¿Plata en mano quién la devuelve?

3.° ¿Ante qué autoridad debo elaborar el correspondiente denuncio?

4.° ¿Debo conseguir abogado? ¿Puedo guardarle de una vez el 30% de la avena?

5. ¿Dirá la dependiente que sí que ella retuvo el tiquete?



Tildefobia carrefouriana




También en Carrefour de Las Vegas en Medellín

La piyama


A esta palabra le está pasando lo mismo que al verbo jalar, tratado en la Vista de lince 58. No conozco ningún colombiano en pijama, los que he visto en prenda de dormir me dicen que están en piyama, pero si les pido que la escriban, hacen lo que está en las fotos. Pues la palabra aceptada inicialmente es pijama, pero la Real Academia Española fue comprensiva con los latinoamericanos cuando se dio cuenta de que nosotros nos empiyamábamos, mas no nos empijamábamos y nos aprobó la palabra con y. No necesitamos, entonces, cambiarle la pronunciación a la jota para irnos a dormir.

La coma

Esta coma, después de la palabra Aires, se debe quedar en tierra, no viaja.


Nunca se separa el sujeto del verbo, por suna coma, excepto las comas explicativas

Pedro salió muy temprano (no hay coma).

Pedro, mi vecino, salió muy temprano. Las comas son explicativas y yo muy brujo.

3 comentarios:

Javier Ernesto dijo...

En los supermercados hay avisos que previenen al comprador respecto de los errores en las etiquetas. Palabrás más, palabras menos dice: "Si el precio de la etiqueta es menor al que obtiene el lector de códigos de barras, usted paga el precio menor".

Si alguien llega a una de las cajas con la etiqueta y su tarjeta Éxito pidiendo que su compra sea diferida a 12 cuotas, ¿le darán la razón?

"Ogil" dijo...

Maestro:
En los comentarios a Vamos a ver quién gana “... Su pedido será completamente gratis”, lee faltó una 6.ª duda: Si se paga, así sea un sólo centavo, ¿no deja de ser gratuito? Entonces, ¿no sobra el adverbio de modo completamente?

"Ogil" dijo...

Maestro:
En los comentarios a Vamos a ver quién gana “... Su pedido será completamente gratis”, lee faltó una 6.ª duda: Si se paga, así sea un sólo centavo, ¿no deja de ser gratuito? Entonces, ¿no sobra el adverbio de modo completamente?