Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

sábado, 13 de septiembre de 2008

Vista de lince 30

Gazapo subcampeón y otros

«Uno de los que trata de no aterrarse es el siempre “pillín” Antanas, ex rector de la Nacional, quien dice que lo pasa es que la guerrilla ya no habla y cuando lo hace, entonces nosotros nos asustamos. Al menos eso le dijo a doña Ana María Valencia, redactora política de este diario». Jairo Alfonso Martínez Gómez, Vanguardia Liberal (08-09-12).
El primer gazapo que obtengo de esta colaboración de mi amiga manuelita (sic) es el que di en llamar el gazpo subcampeón, gazapo que consiste en una discordancia de número por desconocer el sujeto de un verbo: Son muchos los que tratan de no aterrarse, Pillín Antanas es uno de ellos. Por tanto La concordancia del verbo ser es en singular porque singulares su sujeto: Pillín; la del verbo tartar es en plural porque su sujeto es plural: los que. Así las cosas: Uno de los que tratan de no aterrarse es el siempre Pillín Antanas.ñ..
El segundo es la falta de mayúscula al apodo que le pone a don Antanas, apodo que yo prefiero en bastardilla para evitar las comillas.

Por último, se enredó el coluimnista en una frase que hasta sobra. El quiso decir Lo que pasa es que la guerrilla, pero le falto un que donde sobra una frase. Lo mejor quien dice que la guerrilla…
Todo el texto: Uno de los que tratan de no aterrarse es el siempre Pillín Antanas, ex rector de la Nacional, quien dice que la guerrilla ya no habla y cuando lo hace, entonces nosotros nos asustamos. Al menos eso le dijo a doña Ana María Valencia, redactora política de este diario.

4 comentarios:

DeepField dijo...

Lamento estar en desacuerdo con parte de la crítica: creo que "pillín" no es un apodo sino un adjetivo. Aunque la palabra no está en el diccionario de la RAE, sí lo están "pillo" y el sufijo "-ín". Como tal no necesitaba estar entre comillas en la cita original.

Abel Méndez dijo...

Estimado deepfield:

Muy agradecido por el interés que muestra en estas notas.

No hay impedimento para que un adjetivo sea usado como apodo. De hecho, a uno de los ingenieros que me precedieron en la universidad le decíamos "Arrugado". Ése era su apodo.

Dos claves me da la cita para concluir que se trata de un apodo que el periodista o el medio en que este se mueve le puso al ex alcalde Antanas: La primera es la falta de l artículo y la segunda, existencia de las comillas. Dirá usted que las comillas se deben a que la palabra no está en el Diccionario. Pues cómo le parece que las palabras compouestas por prefijos y sufijos no necesitan estar en el Diccionario para ser aprobaas; basta con que estén la palabra primitiva y el prefijo o el sufijo, según el caso. "Pillo" es adjetivo y está en el Diccionario, e "-ín" es un sufijo que también aparece en el Diccionario, por los que las comillas no serían necesarias si de adjetivo calificativo se tratara. Así pues, "Pillín", corresponde a "Barrabás" Gómez, a "Chicho" Sertna y similares.

DeepField dijo...

Sigo en desacuerdo con usted. Igual podría el periodista original haber dicho «...el siempre "travieso" Antanas», y eso no habría convertido la palabra travieso en un apodo.

Por otro lado, el artículo no falta («..el siempre "pillín" Antanas»), y las comillas sí sobran, como lo dije en el primer comentario.

Finalmente, tengo la impresión de que la utilización normal de los apodos es o bien en lugar del nombre ("Barrabás" Gómez), o bien posterior a él (Gabriel Jaime "Barrabás" Gómez). No recuerdo haber visto ni una sola vez «"Barrabás" Gabriel Jaime», a secas.

El gazapo, en definitiva, fue la inclusión innecesaria de las comillas.

Abel Méndez dijo...

Estimado Deepfield

No es el caso seguir una discusión aplicando variantes que pudo haber usado el periodista, pero que no lo hizo.

Al idioma hay que aplicarle lógica y mis anteriores argumentos lo demuestran.

Admití la opción planteada por usted de que no se tratara de un apodo, sino de una palabra que no había necesidad de poner entre comillas. De todas maneras, fuera lo uno o lo otro, para mí es primera vez que veo el nombre del ex alclde de Bogota acompañado de esa palabra que bien pudiera ser un apodo como yo digo o bien calificativo como usted opina. Lo uno o lo otro, es el periodista santandereano el único que trata ssí a don Antanas. Lo cual me lleva a concluir, de nuevo, que se trata de un apodo personal del redactor. Concepto que me refuerza la apaqrición de las comillas. Es más fácil olvidar una mayúscula que poner un sígno de puntuación innecesario.

En cuanto a la posición de los apodos en la frase lo remito a la Vista de lince 31 que aún no he escrito en la que haré una aclaración conveniente sobre las diferencias entre los significados de las palabras, apodo, sobrenombre y seudónimo.

Una aclaración final: Personalmente nunca he creido que Antanas sea un pillín o un travieso. Se trata de un hombre cuyo coeficiente intelectual está muy por encima del promedio. No signifiaca que yo esté de acuerdo con todas sus actuaciones o con su política.