Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

miércoles, 9 de diciembre de 2009

Gazapera 1

Gazapo genial

«...y que el dueño del caballo con trenzas y shakiras se atenga al regaño de la Sociedad Protectora de animales». Daniel González Jaramillo, El Observador 09-11-26.

Sin revisar mi archivo, creo que es el mejor gazapo en los 18 años que llevo al frente de esta columna. Miren dónde van las chaquiras que se usan de adornos en las trenzas. Ahora falta que los juanetes sean llamados juanes para que les hagan juego: Shakiras en la cabeza y juanes en los pies.

Laureano

«En 1951, bajo la asesoría canadiense, se determinó un sistema que se basaba en la reproducción fotográfica. La Registraduría era la encargada de expedirla. En 1952, el presidente Laureano Ospina Recibió la primera». Información gráfica, de la historia de la cédula, El Colombiano (09-11-22)

Este gazapillo histórico me lo envió mi amigo Carlos A. Cadavid, con la pregunta de si fue ése el presidente que sucedió a Mariano Gómez. Como hay extranjeros que leen estas notas y no están obligados a conocer nuestra Historia Patria, explico: el gazapo consiste en que el apellido de Laureano era Gómez, y el presidente que lo precedió fue Mariano Ospina. Un cambio de apellido atribuible a un diseñador joven que no vivió la historia.

La risa

Antes de la vigésima segunda edición del Diccionario se nos enseñaba que la risa era una interjección de tres palabras y como todas las interjecciones aparecía enmarcada entre signos de exclamación. Así: ¡Ja, ja, ja! La edición XXII les quito los signos a todas las interjecciones y las de la risa no fueron la excepción y, además, las de la risa quedaron a una sola palabra: ja (también se combina la jota con las otras vocales). Al reírse una persona no emite esa palabra una sola vez, tampoco tres. Aunque la risa real es la repetición de la palabra (que no sílaba solamente), cuando se trata de escribirla se puede se puede quedar en las tres Separadas por comas: Ja, ja, ja, es más cómodo. Los signos de exclamación son opcionales. Con la llegada del chateo y el correo electrónico los usuarios de la risa piensan que si llenan un renglón con una palabra de tantas sílabas ja como quepan en él, la risa es más animada. No, lo que queda es más ridícula. Yo he pedido a muchos de mis amigos que aprendan a reírse por escrito, porque esos renglones llenos es lo mismo que la estridente risa de aquellos a quienes se les van subiendo las copas en una reunión.


Ciudad invitada

Lisboa, Portugal





«Para reservar tan solo ponga las fechas de su estancia en el calendario y descubrirá que apartamentos tiene disponibles». Página Rent4days Lisboa.


Cuando la ciudad invitada es de habla diferente del español se la búsqueda de un gazapo se lleva a cabo en textos españoles que se relacionen que aunque no sean escritos para los del lugar se relacionen con ellos. En la página citada encontramos uno al estilo de Se venden medias para señoritas de seda o Se alquila apartamento para caballero con clóset. La redacción debió ser: Para reservar tan sólo ponga en el calendario las fechas de su estancia y descubrirá qué apartamentos tiene disponibles. Pues las fechas de estancia en el calendario, uno aspira a que sean el mayor número posible, hasta la ancianidad. Se adiciona la tilde faltante al relativo qué interrogativo.