Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

miércoles, 15 de abril de 2009

Vista de lince 68

Diccionario de-formador

Casi no aparecen por aquí los conferencistas, quienes al igual que los periodistas y publicistas, que tanto critico, son felices copiando cuanta innovación conocen, es como si cada uno fuera a las conferencias de los otros para escuchar lo nuevo y aplicarlo en las suyas.

Esta introducción se debe a que mi amigo Abelardo Alonso Calderón Gallego fue enviado por su empresa a cursar un diplomado llamado Formación de formadores y les puso tanto cuidado a los profesores que además de ganar las materias con lujo de calificaciones, elaboró un diccionario al que llamó Diccionario de-formador.

Como me parece importante que los conferencistas conozcan y mediten sobre sus muletillas, comparto con ustedes el documento.

Este diccionario ha ido aumentando con aportes que han llegado de varios amigos y tengo autorización del autor de ir añadiéndole elementos nuevos. Por lo tanto, quien descubra una nueva muletilla, bienvenido sea. En los comentarios de esta entrada, puede dar sus aportes y ojalá con la especificación del país de origen.

A nivel de. Expresión proveniente de la doctrina del anivelismo, muy utilizada en nuestro medio por querer decir que algo se desarrolla en el ámbito de. Esta expresión sobra en todos los casos en que la gente la usa.

A ver. Muletilla muy utilizada actualmente por las personas que son interrogadas por cualquier motivo, con intención de adornar la respuesta al estilo presidencial. Se confunde con la expresión haber.

Abrir espacios. Muletilla que se usa siempre que existe una actividad nueva o cuando una persona propone una iniciativa que tienda a alcanzar unos objetivos o a realizar otras actividades que derivan de la primera activida o iniciativa. El verdadero significado de la muletilla es: «Es una oportunidad para…»

Analogizar. Palabra utilizada por un profesor admirador de los argentinos. Seguramente pretendía decir que se debían establecer analogías entre algunas cosas.

Agrego la gran utilidad existente de formar verbos en izar: se toma cualquier adjetivo y se le da tal terminación y listo, costumbre que no siempre es incorrecta, pero a veces innecesaria por existir un verbo que diga lo mismo. Las últimas novedades al respecto son absolutizar escuchado en un sermón en la iglesia de San Juan de La Cruz de Medellín y uniformizar expresada por un interventor de obra al explicar que el color de las paredes de los laboratorios del Colegio Mayor de Antioquia debían conservar la uniformidad.

Apostar. Había pasado de de moda pero regresó. Quiere decir arriesgar, ensayar y demás; ahora todo se apuesta. Como dice O'Gil: Nos mantenemois ya en un casino.

Colocar. Palabra invasora, avasalladora y arrasadora que con sólo cinco acepciones, está acabando con las 44 que tiene el verbo poner. Ya ni las gallinas ponen sino que colocan los huevos (agrego: el sol ya no se oculta por el Poniente sino por el Colocante). ¿Por qué despreciamos el verbo poner? ¡Cómo se escucha de feo: ¡colocar atención, colocarse colorado, colocar un correo, colocar un "imeil", colocar una mirada, colocar un "biper", colocar un denuncio, colocarse triste, colocarse al corriente de los hechos!

Complejizar. Palabra utilizada por otro profesor seguidor de los gauchos, probablemente, para significar que las cosas se podían poner –que no colocar– más difíciles o complejas.

Corporabilidad. Acepción proveniente posiblemente de reinas venezolanas o jugadores argentinos para referirse a la expresión corporal o al manejo del cuerpo en presentaciones ante un público.

Agrego que el abuso que se hace de los sufijos –bilidad, -idad y -dad se extiende en todo el campo de las comunicaciones. Al igual que los verbos en -izar, no siempre es incorrecto el uso, pero a veces innecesario. Por ejemplo, cuando un futbolista salta para recibir un pase de tiro de esquina y de cabeza mete el gol, el comentarista de turno asegura que eso fue posible pues el jugador referido posee una gran saltabilidad. (Escuchado varias veces).Y ahora, dizque usabilidad y buscabilidad de sitios web.

Darse alguien la pela. Muletilla nueva que está causando furor. Se usa más en plural cuando alguien que tiene responsabilidad sobre un grupo advierte sobre algún compromiso que hay que cumplir y que lamentablemente conlleva a una erogación económica del grupo o a dejar de percibir alguna ganancia y que de no cumplir el compromiso la pérdida sería mayor: La expresión que ha causado furor en la segunda mitad de la primera década del siglo XXI. Nos vamos a tener que dar la pela con la pintura del muro pues sí estaba estipulada en el contrato (aunque para pintar el muro haya que revocarlo primero y seso no estaba estipulado en el contrato)”. Dejó para siglos anteriores las castizas Tengo que hacer un esfuerzo; No hay más remedio y similares. Se usa cuando alguien debe enfrentar un hecho que considera más cómodo haberlo eludido..

De hecho. Muletilla de moda entre la gente de nuestra empresa (la de Abelardo) usada para reforzar las conversaciones.

De pronto. Otra entrometida muletilla que se atraviesa en casi todas las conversaciones triviales de la gente sin querer significar algo que nadie espera o sin pensarlo.

Ejecutalizar. Término ejecutado por un profesor seguidor de los reinados o del fútbol del sur del continente. De pronto, a lo mejor, quiere dar a entender que se trata de hacer, realizar o llevar a cabo alguna cosa.

Emocionalidad. Expresión utilizada por un profesor del diplomado, amante de las emociones, que seguramente quería referirse a algo relacionado con algún estado anímico o emocional.

Entre comillas. Expresión verbal que adquiere cada vez más auge entre la gente para resaltar cierto comentario o referirse a algo que no es capaz de explicar con palabras comprensibles o con una entonación de voz apropiada (agrego: es de obligación que el usuario de esta expresión alce los brazos mientras la dice en la misma forma que un gallinazo en lo alto de un poste extiende las alas para calentarse al sol de la mañana, y al mismo tiempo mueva los dedos índice y medio de ambas manos cual si fueran las comillas dobles de que habla). ¡Ya quieren hacernos poner estos signos de manera imaginaria en el habla normal! Imagínense, en poco tiempo, a alguien conversando con nosotros y que nos diga: Me parece que el diplomado –arial 12, negrilla y subrayado– ha sido una gran experiencia para mí.

Espectacular. Como el verbo colocar, esta palabra también nos está invadiendo en la conversación cotidiana y está acabando con el uso de los demás adjetivos. Para la mayoría de la gente, todo es espectacular.

Experencial. Palabra utilizada por algún pedagogo que quería decir experiencial, término correcto que figura en el diccionario, cuyo significado es: Que está relacionado con las experiencias de uno.

Facticidad. Otra expresión pronunciada por un profesor que, aparentemente quería decir algo así como facto, a la fuerza o factible.

Haber. Muletilla muy utilizada actualmente, sobre todo por las personas que son interrogadas por cualquier motivo, con el ánimo de adornar la respuesta al estilo presidencial. Se confunde con la expresión a ver.

Imeil. Anglicismo que quiere decir electronic mail, que en la terminología informática se escribe e-mail. La gente no es capaz –o le da pena– cambiarlo por correo electrónico, correo o mensaje.

La verdad. Frase que se está imponiendo en nuestro medio para anteponerla ante cualquier respuesta que se va a dar, queriendo resaltar, aparentemente, que se habla con sinceridad. Surgió en el reciente reinado de Cartagena y se está extendiendo al resto de la población... La verdad, me siento muy bien; La verdad, tenemos mucho trabajo; La verdad, salgo de vacaciones.

La idea es esa. Otra frase de uso común entre los funcionarios de esta organización (la de Abelardo) para significar que se tienen objetivos, intenciones, propósitos, metas, propuesta, planes. ¡La idea es esa!

¿Me hago entender? Se trata más de un eufemismo que se vuelve muletilla cuando nos tenemos que aguantar a un conferencista que la repite cada vez que termina de exponer algún concepto y a veces en medio del mismo. Es casi propio del sector educativo donde han nacido muchos de los eufemismos. Los usuarios de esta muletilla aseguran que preguntar ¿entendieron? es suponer que los escuchas son brutos y que no deja la posibilidad de que no hayan entendido por incapacidad del conferencista de hacerse entender. De muy buena fuente me llegó que en la Facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia, centro importante de la ciencia médica de nuestro país, algunos profesores les encarecen a sus alumnos qué ése debe ser el trato que los médicos deben aplicar a sus pacientes en las consultas para no ofender al paciente. ¡Habrase oído tamaño despropósito?

O sea. Una de las muletillas más pegajosas, cansonas, absurdas, e innecesarias que la gente utiliza en la conversación normal. Además de eso, es insultante, porque da la impresión de que el interlocutor asume que el receptor es un ignorante, ya que por toda frase que pronuncia le tiene que dar explicaciones adicionales: o sea, o sea...

Paradigma. Palabra descrestadora, sonora y llamativa que utilizan los ejecutivos modernos para aumentar o adornar su léxico.

Parecer ser. Frase muy común utilizada incorrectamente en vez de la expresión parece. Algunas personas la usan en reemplazo de pareciera, que en la mayoría de los casos también es incorrecta.

Parecería.(V. Pareciera)

Pareciera. Palabra utilizada por la gente in de manera incorrecta en la gran mayoría de los casos -depende del tiempo de la conjugación del verbo- que a muchos les da caché y que, sencillamente, se debe reemplazar por parece. Ejemplos: Pareciera que va a llover; Pareciera que está aburrido; Pareciera que el diplomado va a ser un éxito, ¡reemplácela y verá que es mejor!

Relacionamiento. Seguramente el profesor, sin advertirlo, quería referirse a la conexión o correspondencia entre dos cosas o a la palabra relacionar.

Relievancia. Palabra que no existe en el diccionario de la lengua castellana y que mucha gente utiliza para referirse a la expresión poner de relieve, que significa destacar, subrayar o resaltar con énfasis.

Romper esquemas. Expresión muy usada por los ejecutivos modernos para reemplazar a la trillada romper paradigmas.

Romper paradigmas. Expresión muy usada por los ejecutivos modernos para reemplazar a la trillada romper esquemas.

¿Si me entendés? Muletilla que cumple las mismas características de O sea. Algunos le dan otro giro: ¿Sí me comprende?; ¿Sí me entiende?; ¿Sí me hago entender?; ¿sí soy claro? Quienes la utilizan están pasados de moda. Para las dos últimas, véase ¿Me hago entender?

Yo diría. Esta muletilla, aunque también se escucha en una que otra conferencia, es más propia de entrevistados. Se inicia con un condicional lo que de hecho se empieza a decir. Yo diría que este diccionario resultó ameno. ¿Cómo que diría si ya lo está diciendo.

Fin del Diccionario de-formador de Abelardo Alonso Calderón Gallego, a quien la empresa para la que trabaja lo tiene en lista para otro diplomado. Quien vaya a dictar una conferencia en próximos días, puede consultar el diccionario para que actualice y vaya estrenando muletilla. Este Diccionario puede ser repartido en la forma que se desee y quien tenga algún aporte puede reportarlo a tiromalo@yahoo.es, tiromalo@gmail.com

Gabriel Escobar Gaviria (Abel Méndez, Sófocles).

10 comentarios:

Elba Cecilia dijo...

Don Abel, me reí a carcajadas leyendo las muletillas. No hay una sola que no se oiga cincuenta mil veces en un ratico. Especialmente darse la pela, de hecho, a ver y haber,y mejor dicho todas. Me parece muy bueno que amplíen el diccionario, para que aprendamos muertos de la erre.

Saludos,

P. D. Mejoró el ingreso a la página. ¡Notoriamente!

Elba Cecilia dijo...

Don Abel, hace rato escribí y no apareció mi comentario, pero igual... nada, "me doy la pela". me pareció espegggtacular el diccionario. Sugiero que agreguen "pero igual" y "pero nada". Los famosillos de la tv no podrían hablar sin esas palabrejas enredadas en su vocabulario.

Mejoró notoriamente la entrada al blog. "accesé" sin problemas.

Abel Méndez dijo...

Estimada Elba Cecilia:

Te agradezco los comentarios con los que has colaborado en esta entrada. También seguiré tu concejo de agregar las manidas pero igual, lo haré el próximo domingo. Con ellas pondré otra parecida: Para nada, usada para dar respuestas negativas a preguntas que impliquen un posible desagrado poer parte del intterlocutor.

Ejemplo:

—¿Profe, se incomoda si salgo un momento de clase para hacer una diligencia en la Biblioteca?

—Para nada.

Tan facil habría sido

—No, hombre, bien pueda.

Los comentarios a las entradas de El blog de don Abel son moderadas por este servidor porque esta sección no debe servir para que los enemigos del blog descarguen improperios contra este sufrido y a veces incomprendiod servidor.

Anónimo dijo...

Don Abel: siga mi consejo, por favor, y cambie la frase "también seguiré tu concejo".

Abel Méndez dijo...

También seguiré tu consejo, pero dejo constancia de que hubo un error de tecleo en el que el consejo quedo como un concejo con presidente y todo. Como no sé si estas observaciones son editables tengo que borrarla y escribirla de nuevo. O mejor no la borraré porque perdería actualidad esta conversación y ya saben de qué se trata.

Felipe Chavez G. dijo...

Los De-formadores tienen un lenguaje delicioso, en una "capacitación" sobre pedagogía conceptual con el Inst. Alberto Merani me enseñaron algunas cositas que me dejaron igual de incapacitado:

Eficaciente: capacidad de enseñabilidad que debe desarrollizar el docente para hace mas eficáz y eficiente su labor.

Meta, metacognoscitivo, metacognisción, metacognoscibilidad: Hace referencia a la capacidad de saber cómo se sabe.

Ellos y ellas: aunque se ha hablado mucho de ello y ella, la horrible equidad de género gramatical se incrusta en el lenguaje de los capacitadores "políticamente correctos y gramaticalmente absurdos": "Los estudiantes y las estudiantas".

Comprensionabilidad: quieren cambiar la educación tradicional por el nuevo paradigma educativo de la "comprensión", por eso pretenden desarrollar la "comprensionabilidad" de los estudiantes.

Gestionar el conocimiento: el verbo gestionar y en general el lenguaje empresarial se va colando en el lenguaje pedagógico y otras esferas de la vida.

Debatizar: aunque en primaria me decían que los verbos en infinitivo terminaban en ar, er, ir; parece que para ellos es mas elegante terminar en ar. en vez de debatir, a ellos les gusta debatizar. Pero igualmente ellos no reciben, recepcionan, no escriben, escrituran, no anotan, agendan y así conjugan otra cantidad de horrores.

Y esta otra si es de los ingenieros de sistemas:

Particionar: es el proceso o acción de dividir o partir un disco duro. Pero no lo parten ni lo dividen, lo particionan.

Ese ingeniero es pariente del músico que partitura, es decir, escribe las notas musicales en un pentagrama, yo partituro, tu partituras, el partitura.

De los capacitadores empresariales me encanta el que busca "posicionar" la empresa, posicionar la marca o el producto. Supongo que es "colocarlo" en una posición ventajosa, pero no deja de sonar horrible.

Y para cerrar un apunte sobre la BILIDAD: creo que parte de la pretención de medir una variable y relacionarla con otra: la navegabilidad de la página, la lecturabilidad de los libros, la escriturabilidad del estudiante, la jugabilidad del videojuego. Todas pretenciones de los técnicos para dar informes de gestión: subimos los niveles de pendejibilidad nacional, controlamos los niveles de estupidilidad de los lectores, etc.

pd. Gracias por la invitación y quedará enlazado en nuestro blg.

Abel Méndez dijo...

Muchas gracias, Felipe, por su comentario. Ahora lo publico como comentario, pero lo haré en una entrada completa y, como tengo autorización del autor del Diccionario De-formadores, incluiré estas nuevas, si usted no tiene inconveniente.

En cuanto a los estudiantes y estudiantas, esté atento que de aquí a mañana suelto un globo (mejor que bomba, suena mesnos terrorista) al respecto. Es genial.

Felipe Chavez G. dijo...

Pues el único inconveniente que hay para incluir esas perlas en el diccionario, es que no falta el incauto que empiece a citar el diccionario de-formadores como sustento de para cometer sus horrores, porque si hablan mal, deben leer peor.

Gracias.

Abel Méndez dijo...

No se preocupe, estimado Felipe, pues el Diccionario de-formadores desde su nombre está lleno de ironías, lenguaje que es de uso común en este tipo de escritos. Trataré de conservar el mismo lenguaje y buscar la forma de ponerlo a usted y a Elbacé restrepo, que tambien mando una tandita, en los créditos del Diccionario.

Carlos Palacio dijo...

Es impresionante cómo en el sector financiero principalmente, es común encontrarse con la palabra aperturar, cuando existe un verbo mucho más fácil de escibir e incluso de pronunciar: abrir.
Lo mismo ocurre con la palabra recepcionar, cuando existe el verbo recibir.