Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

martes, 27 de enero de 2009

Gazapera histórica 2

Ex

Lo que está escrito con negro en esta nota corresponde a la fecha de la cita; lo que está escrito con verde, al comentario que hago hoy en día con respecto al desarrollo histórico de la misma a partir de la fecha mencionada y a su proyección al futuro.

Esperanza Talero (91-07-05).

Hace algunos días usted presentó una nota referente centenario al natalicio del doctor Mariano Ospina Pérez, y se refirió a él mediante el uso del título de ex presidente.

Cuando una persona deja de ocupar un cargo de alta dignidad utiliza la preposición latina ex antepuesta al nombre del cargo mientras vive, a partir del momento de su muerte se deja de utilizar tal preposición para referirse a esa persona. Por la razón expuesta, usted debió hablar del natalicio del presidente Mariano Ospina Pérez.

Si la persona muere mientras ocupa el cargo cobra más fuerza la aseveración anterior, y por tal motivo no se dice el ex papa ni el ex rey debido a que generalmente quienes ocupan esos cargos mueren con esa de dignidad. Cometen error los que hablan de la conmemoración de la muerte del ex gobernador Antonio Roldán Betancur o del ex ministro Rodrigo Lara Bonilla.

Lo que yo escribí en aquella fecha, y reitero hoy en día, no se encuentra en la Gramática ni en el Diccionario ni en el Depedé. Se trata de un protocolo que se ha ido perdiendo y tiende a desaparecer por el desinterés y la inadvertencia de los usuarios. Juan Pablo segundo, por ejemplo, ya no es papa, pero nadie habla del ex papa Juan Pablo II, se habla del papa Juan Pablo II. Ahí está el protocolo. Repito, para evitar críticas: no es norma gramatical. Nadie habla del ex libertador Símón Bolívar.

En los tiempos de la redacción la partícula ex era considerada preposición latina, en la edición XXI, de 1992, apareció como preposición anexada a nuestra lista de preposiciones, y en la edición XXII nos dice que se trata de un adjetivo.

Resulta que don Ciro Alfonso Lobo-Serna, profesor de la Universidad Sergio Arboleda de Bogotá, ha enseñado que no hay tal preposición ni tal adjetivo, sino que se trata de un prefijo (con valor de preposición, pienso yo, lo que antes se llamaba preposición inseparable) asimilable a vice-, sub- y similares: vicepresidente, vicerrector, subgerente.

A pesar de que encuentro lógico su argumento, en eso he sido obediente a la Academia: siempre he preferido la forma separada, desde cuando se llamaba preposición latina hasta nuestros días.

Hablemos, entonces, del presidente Carlos Lleras, del senador Víctor Renán Barco.

Más adelante saldrán otros aspectos de este adjetivo.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, Sófocles:

Con la palabra "ex" también he oído un error que consiste en usarla antepuesta a lugares o entidades. Por ejemplo, cuando un muchacho cambia de colegio suele referirse al anterior como "mi ex colegio" o algunos deportistas dicen "mi ex equipo". Se pregunta uno si ellos eran tan indispensables como para que el colegio y el equipo hayan dejado de funcionar por su ausencia...

Saludos,

Gustavo Patiño Díaz

DeepField dijo...

En realidad para mí fue una sorpresa cuando recientemente (hace dos o tres años, tal vez en la Gazapera) me enteré de que ex (en el sentido que le estamos dando aquí) no era prefijo sino adjetivo. Para mí, aunque no las usara mucho, las formas correctas eran del tipo "expresidente", "expresidiario", etc.

En cierto modo me alegro de que exista al menos alguien más, y de alguna autoridad, al menos reconocida por usted, que defienda esa posición.

Abel Méndez dijo...

Le reitero, amigo DeepField, que yo encuentro lógico el argumento del profesor Lobo-Serna. Considero, adenás, que la determinación de la Real Academia de convertir esa palabra en adjetivo es una reacción ante la presión que el profesor les ha venido haciendo. Es muy dificil considerar, esa palabra como adjetivo. ´¿tiene plural?, ¿los exes presidetes? Imposible. ¿tiene femenino o plural femenino, ¿la exa cancillera, las exas magistradas? Imposible. Yo uso exes cuando le doy el valor de sustantivo, es decir, cuando me refiero a los ex maridos de algunas amigas o cuando me refiero a los que han salido de alguana empresa: los exes de Eade; pero no me he atrevido a usar femeninos ni plurales femeninos.

Es más fácil, entonces, seguir considerándola como preposición, que siempre fue. Y usted ya sabe el camino por el cual puede apoyar al profesor Lobo-Serna en su cometido ante la RAE.

No sé si el Profesor haya escrito algún libro al respecto, pero en la Universidad Sergio Arboleda le sabrán informar. Sí sé que fue columnista de El Mundo de Medellín durante las décadas del 80 y del 90 del siglo pasado y algunos artículos podrá encontrar en sus archivos.

Abel Méndez dijo...

Qué pena que no le había contestado a mi amigo Gustavo Patiño su inquietud, por demás acertada. Trataré esa anomalía tanto en esta Gazapera histórica, como en la Vista de lince.