Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

jueves, 1 de enero de 2009

Vista de lince 44

Feliz año 2009

Unos plurales

Mi amiga Trinidad Plata me pregunta por el plural de las palabras pro y menú.

El Esbozo de una Gramática de la Lengua Española, la gramática vigente, mientras sale la famosa Gramática de Medellín aprobada el año antepasado, dice en su numeral 2.3.3.d), página 185 que los monosílabos terminados en vocal vacilan en la formación del plural entre la forma en –es y en –s y pone los ejemplos yo, pro y cu cuyos plurales pueden ser yos, pros y cus o yoes, proes y cúes. En contraposición a eso se encuentra en el Depedé, Diccionario panhispánico de dudas en la entrada pro que prohíbe toda posibilidad de uso del plural proes, lo que constituye una de las ene mil contradicciones del Depedé con la Gramática vigente. Trabajo me ha constado convencer a los neogramatiqueros que el Depedé no es norma, sino un compendio de consultas dadas por la Real Academia, muy útil como obra de consulta, pero que merece una revisión adicional para limarle tales inconsistencias con la norma: la Gramática vigente y el Diccionario.

Además de eso, en la entrada yo establece que su plural puede ser yos o yoes lo que constituye una de las ene mil contradicciones del Depedé consigo mismo. Porque la jurisprudencia gramatical nos manda a que todos en la cama o todos en el suelo, si yo admite los dos plurales no hay razón para que pro no los tenga.

Por último tampoco es buena la costumbre que está cogiendo la Academia de anatematizar con retroactividad y ahí podría invocarse otro principio jurídico: No es renunciable un derecho adquirido. Pasan de tres millones los documentos en la internet en los que se encuentra la palabra proes que quedarían incorrectos con la abolición del plural proes.

La misma vacilación se encuentra en las palabras polisílabas que terminan en vocal acentuada como menú, tabú, frenesí, hurí que pueden hace su plural en la forma –es: menúes, tabúes, frenesíes, huríes; o en –s menús, tabús, frenesís, hurís. En ambos casos se conserva la tilde. Se exceptúan los terminados en é o en ó que sólo lo hacen el plural en en –s. Como cafés.

Concordancia de los colectivos

Me pregunta mi amigo Campo Elías Profundo acerca de la concordancia de los porcentajes. Que, por ejemplo, cómo es correcto decir: «El 85 % de los asistentes votaron afirmativamente» o «votó afirmativamente».

Mira, hombre Campo Elías, vamos a meterle profundidad al asunto que a ti te sobra en el apellido. Ves que al decir el 85 % estamos ante un sujeto singular colectivo, lo mismo que si dijéramos la mayoría de los asistentes, la mayor parte de los asistentes, que son sujetos similares en un aparente singular. Pues, bueno, por esa singularidad la Real Academia, aprueba que la concordancia sea en singular: El 85 % de los asistentes votó afirmativamente

Pero…

Ojo, pues que se nos atravesó un pero…

Pero resulta que la votación es individual, cada asistente a la reunión deposita su voto en una urna, independiente de los otros miembros, entonces, aquí prima la pluralidad de los individuos que forman ese colectivo: El 85 % de los asistentes votaron afirmativamente.

Eso no es invento mío, hombre campo E., eso está en el Esbozo, obra mencionada en el ítem anterior, en el numeral 3. 6. 5. en la página 388, y también lo explica don Andrés Bello en su Gramática. A mí me gusta más concordarlo en plural, porque como matemático que soy me parece más lógico.

Pa







Durante 13 años les estuve insistiendo en El Colombiano en que las apócopes no llevan apóstrofo. Ni las aprobadas como san de santo, tan de tanto, algún de alguno ni las no aprobadas como pa de para. Apócope es una palabra que tiene una sílaba menos que otra de la que procede y que reemplaza. No sé a quién se le haya ocurrido ponerle a la apócope pa ese ridículo apóstrofo; pero cuando se trata de convencer a a alguien de que no la use con apóstrofo es dificilísimo. Quitarle la idea a un paisa de que esa apóstrofe también es paisa es más fácil encontrar un pollo mamando. Precisamente a quienes he convencido de que no existe el tal apóstrofo he tenido que empezar por mostrarles que esa apocope es más española que unas castañuelas.

Mi cita predilecta en esos casos es esta (la única que tengo):

«-Claro, bobo; le conozco en el menear los manteos. Mia, ven acá. ¿No ves cómo al andar le salen pa tras y pa lante

Corresponde al primer capítulo del libro La regenta del escritorio español Leopoldo Alas Clarín, novela escrita en 1884.

Si alguno de los lectores conoce otra cita similar, se la agradecería sobremanera para no decir siempre la misma.

La regenta es la señora del regente de la ciudad donde se desarrolla la acción, razón por la cual me sirve de argumento también cuando me echan cantaleta los críticos porque llamo alcaldesas a las señoras de los alcaldes, gobernadoras a las de los gobernadores y presidenta a doña Lina (la de Uribe, para los que no sepan que soy colombiano), y no uso para nada ese esnobismo de primera dama.

Primera dama, para seguir en cadena, se le dice en teatro a la protagonista.

Cinco de la revista Resumen

El diario El Colombiano sacó ayer, el ultimo día del año pasado, una revista muy bonita que contiene los hechos principales de Medellín, de Colombia ocurridos durante el año que termino.

Muy bonita la revista, pero...

Otro pero... atravesado.

Pero en una ojeada así como rápida porque el tiempo no me permite leerla toda encontré algunos errores:

1. Concordancia. «La tragedia de la urbanización Alto Verde fue una de las que enlutó a Medellín. La otra fue en El Socorro, barrio del occidente de la ciudad.» piedefoto, página 10.

¡Huy! Horribles y tristes fueron las dos tragedias; familias enteras sepultadas por la tierra. La primera de estrato seis y la segunda de estrato uno. Pobres los segundos, ricos los primeros. Pero un mismo dolor. Las dos enlutaron a Medellín, el piedefotista se dejó llevar por el aparente singular de una siendo el sujeto el que plural que reemplaza a las dos.

2. El ordinal. «Entre el 1 de enero y el 12 de diciembre de este año se desmovilizaron 3.350 guerrilleros». Página 50.

En español se usa para el primer día de cada mes el ordinal primero (1.°) y el cardinal para todos los demás días. Para escribir primero en cifras: el número 1, después el punto y por último el cerito volado, como las abreviaturas. La de número, por ejemplo: n.°

3. La preposición a del acusativo. «para salvar a las economías, los países ricos se olvidaron de invertir en el desarrollo mundial». Página 58.

La preposición a del complemento directo no va porque las economías no es una persona natural ni es una entidad personificada: Para salvar las economías

4. Gazapo campeón «El cambio climático le da alas a los problemas». Página 64

Los problemas son muchos, el cambio climático les da a alas a todos. El pronombre les en plural: El cambio climático les da alas a los problemas.

5. El peor de todos. La ignorancia.



Desde mucho antes de terminar el siglo XX expliqué hasta el cansancio y la pelea con furibundos atacantes que los siglos terminan en años terminados endoble cero y las décadas en años terminados en un cero. Enseñé que unos y otros empiezan en años terminados en 1. Así el 2001 fue el primer año del siglo XXI y el primer año de la primera década del siglo XXI. Las décadas tienen 10 años, luego el último año de la primera década será el 2010, el 2009 es el penúltimo.











4 comentarios:

Anónimo dijo...

Desde que El Colombiano prescindió de sus servicios, han menudeado los errores en todas las secciones. Como no tienen quien les hale las orejas, dejan pasar los horrores sin sonrojarse. Se debería enviar copia del blog al defensor del lector, para que él haga la observación y no se convierta en pan de cada día el mensaje de que todo lo que se escribe en la prensa es correcto.

Abel Méndez dijo...

Estimado amigo

Usted tiene razón en su apreciación. A estas enseñanzas poca atención les prestan los que están dedicados a las noticias. Su idea de mandar el blog, o por lo menos la entrada Vista de lince 44, a El Colombiano es buena. Yo no lo envío para que no piensen que respiro por la herida. Pero el blog es libre después de que uno lo suelta y si hay algún espontáneo que lo envíe nada hay en contra de ello. Aunque se vaya con esta "autorización".

Esta mañana estaba reflexionando que el blog acabó de cumplir seis meses, 24 de julio-24 de diciembre, y lleva 44 vistas de lince. Si estuviera en El colombiano apenas llevaría 12solamente. Además, al blog le he puesto muchas cosas que lo hacen agradable. De antemano le agradezco su interés por mi trabajo.

Don Abel

Fuso dijo...

Don Abel: Uno no dice "insistir que...", sino "insistir en que..."; tampoco dice "convencer que...", sino "convencer de que...". Ambos errores aparecen en su nota sobre las apócopes.

Abel Méndez dijo...

¡Huy!, ¡qué pena! Coirro a editar, ése es el problema de escribir como se habla y esos dos errores están metidísimos en el habla paisa. De todas maneras aunque se edite, queda este comentario como testigo de "mea culpa".