Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

miércoles, 17 de diciembre de 2008

El lince matemático 1

Estimados amigos, lectores de este blog:


Les cuento que las Matemáticas, es otra de las aficiones de don Abel. Tanto que se hizo ingeniero. Voy a ensayar, y espero que dé resultado, una sección de Matemáticas.

Pero les aconsejo no buscar aquí la alta academia matemática donde se vayan a estudiar complicadísimos problemas. No, de eso no se trata, al menos por ahora. Aquí van a encontrar uno o dos problemas sencillos una o dos veces por semana, lo que viene a dar uno a cuatro problemas por semana (¿ven?, ya comenzamos). Tendrán de diferencia con los tradicionales problemas de Baldor –aquellos de la edad de A, es el triplo de la de B– que sus enunciados o desarrollos no son muy ortodoxos y a veces serán una historia o una anécdota cómica, etc. Bueno, eso creo.

Para asegurar el éxito de esta sección (tradúzcase: verme obligado a parar la caña) la declaro un homenaje a las personas que abrieron algún libro de matemáticas para enseñarme a mí desde 1953 (año en que empecé a estudiar) hasta el presente.

Aunque tengo algunos borrados de la uesebé enumeraré los que quedan en orden de aparición:

Mi papá Gonzalo Escobar Montoya y mi mamá Carlota Gaviria Jaramillo.

Resfa Gutiérrez del colegio Ateneo Antioqueño de propiedad de don Samuel Vieira, segundo de primaria, hoy simplemente segundo

Don Darío Restrepo y don Aníbal Escudero (en tercero y quinto de primaria, el primero, y en cuarto, el segundo, en el colegio de la Universidad Pontificia Bolivariana)

El padre Rogerio Briceño, profesor de Álgebra en tercero Bachillerato, hoy octavo, en el Aspirantado Salesiano de La Ceja.

Alguien que me está leyendo en este momento, el padre Mario García, me enseñó Contabilidad que no es una materia matemática en sí, pero que hay que aplicar las cuatro operaciones fundamentales correctamente, para que aquello de Debe Haber Saldo se convierta en Tiene que haber saldo.

El padre Luis Enrique Camero, profesor de Algebra en cuarto bachillerato en el Colegio El Sufragio.

El padre Ángel Sepúlveda (q. e. p. d.), profesor de Física y Trigonometría en el Aspirantado Salesiano de La Ceja.

El padre Jairo Toro Profesor de Física en sexto bachillerato en El Sufragio

El padre Alonso Villamil, profesor de cálculo y geometría Analítica en el Sufragio.

Los profesores Luis Javier Osorio y Dashiel Henao de la Universidad de Antioquia, En Estudios Generales cuando quedaba donde hoy en día son las Torres de Bomboná y cuyas clases se recibían con acompañamiento musical clásico toda vez que los ensayos de la orquesta de la Universidad eran en el salón contiguo.

De aquí en adelante todos son los de la Facultad de ingeniería Electrica de la UPB:

Víctor Sánchez, Álgebra; Ariel Gómez, Trigonometría; Augusto Uribe y Jorge Álvarez, Geometría; Juan Gómez y Evaristo Arango, Física; Iván Villegas y Carlos David (q. e. p. d.), Cálculo; Javier Escobar, Análisis Vectorial; Mario Restrepo, Geometría analítica y Antonio Peláez, Ecuaciones diferenciales. A medida que vaya recordando los olvidados que, como ven, fueron pocos, iré editando la entrada.

Ahora sí, a lo que vinimos:

Problema 1.

Diego Mejía Gutiérrez (qué casualidad) es un comerciante muy organizado: Empezó cierta semana su trabajo un lunes con cierta cantidad de dinero, Antes de empezar a trabajar pasó $100.000 del bolsillo derecho al izquierdo con el fin de tener para sus gastos personales del día; mientras manejó el negocio con lo que le quedó en el bolsillo derecho. Al finalizar la tarde observó que las ganancias del día fueron la tercera parte de lo que le quedó en el bolsillo derecho después de la transferencia. El segundo día obró de igual manera que el día anterior y el rendimiento fue de la misma forma la tercera parte de lo que le quedó después de la transferencia de los $100.000 que dejó pa los tinticos, el desayuno el almuerzo, la comida y el hotel. De igual manera obró el tercer día; pero al finalizar este día no sólo observó que el rendimiento era la tercera parte de lo que quedó en el bolsillo derecho sino que el dinero total con que cerró el día era exactamente el doble (qué coincidencia) de lo que tenía el primer día antes de la transferencia de bolsillo. ¿Con cuánto dinero empezó DMG la semana?

Las respuestas y procedimientos se pueden ir poniendo en los comentarios de esta entrada.

3 comentarios:

DeepField dijo...

$1,480,000

2x = (((x - 100,000)4/3 - 100,000)4/3 - 100,000)4/3

(Las mátemáticas SON otra de mis aficiones también. Espero que en este ámbito no tengamos desacuerdos)

begow dijo...

Saludos don Vilince:
Como yo de matemáticas, pocón, pocón, haré mi comentario sobre el Ateneo Antioqueño. Me ingresaron como en el 49 o 50 hasta el 53 año en el que me echaron por mis peleas con la señorita Resfa. Me gustaba más la señorita Gabriela y la alcahuetería de don Samuel Vieira Uribe el rector, de su hermano don Bernardo y del maestro Francisco Múnera.
Si entraste al Ateneo en 1953, pues por un ratico no nos pillamos.
El maestro de canto era nadie menos que don José María Bravo Márquez, director del Orfeón Antioqueño. Quedé marcado con APÍA y BRAVO MÁRQUEZ, nombres que para mi van siempre juntos, pues en la semana santa de 1952, Bravo Márquez fue a cantar con su Orfeón a ése pueblito y allí murió el 13 de abril de 1952.
Esa casona con verja y enormes patios tiene que estar en el recuerdo de momentos gratos de muchos niños que por allí pasamos.
Carrera El Palo entre Maracaibo y Caracas frente al actual Colombo Americano.
Los mellizos Arango, Juan Camilo Uribe, los Botero Eatsman, etc.
Bueno joven, que tengas un año nuevo lleno de éxitos y realizaciones.
Estupendas las mejoras del Blog.
Ya te leerán en Australia y habrá foquitos en Suráfrica.
Cordial saludo,
Begow.

Abel Méndez dijo...

Hola, Begow.

Qué buenos recuerdos traes del Ateneo. Lo que no me explico es la razón por la que peleabas con la señorita Resfa si en el 53 ya debías estar por lo menos en cuarto, la señorita Resfa enseñaba en segundo y si te gustaba la señorita Gabriela era porque a lo mejor eras del "bus", aquel automóvil de no recuerdo que marca azul oscuro que ella manejaba y donde cabíamos por lo menos 20 cachifos que nos recogían dos veces al día y nos reaprtían ídem. Yo no estuve sino en el 53, al año siguiente mi padre me trasladó junto con mi hermano Luis Gonzalo a la primaria de la Bolivariana en Juanambú con Juan del Corral.

A mí me parecía más templada la señorita Gabriela. De compañeros no recuerdo a ninguno. recuerdo los paseos a la finca de Miraflores.

¿Habrá Asosciación de Egresados del Ateneo? ¿El archivo del Ateneo lo tendrá Rodrigo Vieira, hijo de don Samuel, en el Miguel de Unamuno? ¿Qué pasó con el Colegio Santo Domingo Savio? propiedad de las señoritas Resfa y Gabriela cuando se salieron del Ateneo?

Las respuestas a esas y a otras preguntas serán bienvenidas.